Cerrar [X]

Buenos Días

El bloqueo de los buseros al servicio Uber

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

jueves 23, noviembre 2017 - 12:00 am

El transporte público de pasajeros -buses y microbuses- es una de las vergüenzas más grandes que tiene El Salvador, un servicio deficiente, inseguro, peligroso y por el que encima de todo, pagamos un enorme subsidio que beneficia mayoritariamente a los transportistas.

Por eso sorprendió que los empresarios de transporte de buses y microbuses, aglutinados en la Mesa Nacional de Transporte, rechazaran la posible legalización del servicio Uber e hicieron un llamado a los diputados de la Asamblea Legislativa para que no aprueben este tipo de transporte en la ley. En otras palabras, están usando su poderoso cabildeo político para bloquear a un competidor. (Un buen caso para la Superintendencia de Competencia).

La inmensa mayoría del transporte público de pasajeros son unidades chatarra, muchas recicladas de los viejos buses escolares estadounidenses. Cada vez que se ha intentado presionarlos con la ley, arman relajos y logran asustar a gobernantes de turno y diputados a los que apoyan con movilización en sus campañas.

publicidad

Lo increíble es que los buseros aleguen que sus ganancias han bajado, a pesar que siguen recibiendo de subsidio estatal $400 por cada bus y $200 por cada microbús.

Eso nos cuesta a los contribuyentes unos $39.4 millones en el presupuesto de este año. Sumemos lo que nos ha costado mantener ese subsidio las últimas dos décadas y nos daremos cuenta que hemos estado alimentando un monstruo.


Son un cartel poderoso que ha bloqueado toda posible reforma al transporte y la ciudadanía se merece algo mejor. Uber es solo parte de la solución y no debe ser bloqueado. Al contrario, ante la falta de voluntad política de reformar nuestro sistema de transporte público, hay que abrir alternativas por respeto a los usuarios.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.