Cerrar [X]

Conectados

El Cascanueces deslumbró en el Teatro Presidente

Jhoel Díaz

lunes 12, diciembre 2016 - 12:00 am

el-cascanueces

La singular belleza del ballet, a través del talento artístico de jóvenes bailarines y músicos nacionales, impresionó al público salvadoreño en la presentación de la obra “El Cascanueces”. / Fausto Andrés

Con casa llena, el Ballet de El Salvador y la Orquesta Sinfónica Juvenil cerraron el pasado  viernes sus temporadas de presentaciones para 2016, no sin cientos de aplausos y ovaciones.

Fue el mágico ballet de “El Cascanueces”, con música original del ruso Peter I. Tchaikovsky, que tuvo lugar en el Teatro Presidente de esta capital con un singular desfile de jóvenes artistas.

publicidad

Un público de todas las edades abarrotó el recinto para disfrutar la segunda y última de las dos presentaciones de este esperado musical, que cada año lleva a las tablas la maestra Alcira Alonso, directora de la fundación Ballet de El Salvador.

Como también se ha vuelto tradición, la Sinfónica Juvenil se encargó de ejecutar toda la música de la obra en dos actos. Los niños del coro Esperanza Azteca se sumaron a la pieza vocal.


Este año, tanto las escenografías como las intervenciones de los bailarines, entradas, vestuarios y recursos de la puesta en escena, tuvieron notables variaciones, incluido un dragón para la danza china.

Cabe mencionar que “El Cascanueces” cuenta la historia de la pequeña Clara, quien recibe un hermoso muñeco cascanueces como regalo de su padrino Drosselmeyer, quien la hipnotiza para mostrarle una tierra de ensueño en Navidad.

El joven Stephan Moys tuvo a su cargo el papel del Cascanueces, mientras que la primera bailarina Lucía Figueroa encarnó al Hada del Azúcar; juntos hicieron un derroche excepcional de sus destrezas en la danza clásica.

También vale destacar las participaciones de Verónica Landaverde, Álex Cornejo y Marianne Hoppe, quien interpretó a Clara, así como a todo el selecto grupo de artistas, entre coreografía, ejecución musical y coral.

“Una maravillosa obra, nunca nos la perdemos junto a mis hijos y mi esposo”, manifestó Sara de Ramos, asistente. “Este tipo de eventos demuestran que en El Salvador hay muchos jóvenes inteligentes haciendo cosas magníficas”, concluyó Raúl Carpio, otro de los presentes en esta gala del talento nacional.

De este modo, el Ballet de El Salvador culminó el año de su 25 aniversario. El público espera mucho más para el año entrante.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.