Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El circo de las realidades en El Salvador

Fidel López Eguizábal / Docente Investigador Universidad Francisco Gavidia flopez@ufg.edu.sv

jueves 2, febrero 2017 - 12:00 am

Se recuerdan del poeta al que no lo dejaron entrar en un bar, quizá llegó mal vestido o quizá mencionó de qué clase social era. Ya dejémonos de cursilerías, en este país ya no se entiende qué es clase social, con un aproximado de un millón de vehículos en circulación; parece que casi un millón de personas están bien o comen los tres tiempos.

En algunas comunidades la gente se aprieta más el cincho; en otras, viven mejor que en una colonia de clase media. Eso sí, las  encuestas, según la UCA, la situación en el 2016 no fue alentadora, parece que este año será un “deja vu”.

En el circo, los que aman el arte y las letras como: el poeta, el actor de teatro, el escritor, el pintor y otros, deben de tener su negocio o empleo; ya que de eso, se pueden morir de una aguantada de hambre. Y, muchos profesionales graduados siguen buscando empleo.

publicidad

La verdadera realidad es que en este mundo de fantasías, si usted no recibe remesas o tiene empleo, no podrá vivir tranquilamente. Es un mundo en el que cada día hay que luchar duro. Los bares y cantinas están llenos, debido a que es donde el ser humano llega a depositar el estrés y el dinero; bendito dinero que tanto le costó ganar, pero como estúpido se lo gastó de un sorbo.

La realidad en un país en donde los políticos y funcionarios, son los que siempre están bien. El pueblo siempre sufre, y como hipnotizado vuelve a votar por el mismo político o partido político. Todo para que los políticos disfruten las mieles del poder. El pueblo siempre comerá salteado o pollo frito hasta cuando le paguen, si es que tiene un empleo.


En el circo del show mediático, en especial en las redes sociales, los políticos nos disfrazan la idea, que todo está bien. Sí, el único que está bien son ellos; lo repito para que quede claro. El que estudia y se gradúa, pasará años con los deseos de tener un empleo bien remunerado. El que trabaja en el gobierno, tiene que afianzar su “puestecito”, esperando que no haya cambio de partido político. El que se graduó de una universidad, se alegra tanto cuando tiene un trabajo, eso es un privilegio.

Mientras tanto, en el circo la función continúa; en las empresas las colas son inmensas, ya que miles de jóvenes con hoja de vida en mano, esperan trabajar en un “call center”, de cajero o mesero. Esa es la dura realidad.

En el “show de la vida” todo puede pasar; ya que será difícil ver a las ideologías juntas, en ocasiones se unen solo para intereses propios. Sin embargo, el decir que El Salvador está fallido es un pecado, una falacia o una utopía ¿Hasta cuándo soportaremos?

Cada día son muchos los que piensan en mejores horizontes. Emigrar es lo mejor que le puede pasar. En ese caminar se suman abogados, doctores, ingenieros, maestros; profesionales y no profesionales. Dejan el país que no les dio la oportunidad de superarse. Acá, se siguen haciendo estadísticas de muertos, inseguridad, falta de empleos, etcétera.

En el circo de las realidades, el diputado cual candidato humilde llegó a la curul a sentarse, y se olvidó de sus familiares, de su gente y del pueblo. Despilfarra el erario del pueblo y se le olvidan los objetivos a cumplir. Y, el que votó por él, pasó un año, dos y tres, esperando que su supuesta amistad con cuello le ayude. ¡Al pueblo, pan y circo para control social!

Y, así es este circo, es una cruda realidad en donde el más vivo sobrevive. En otro show el pueblo se manifiesta por todo: impuestos, falta de agua, un Sitramss metido a la fuerza, falta de trabajo, algunas escuelas con alumnos pandilleros, inseguridad, extorsiones, funcionarios corruptos, políticos manipuladores, etcétera, etcétera y etcétera.

Se ha celebrado a lo grande el vigésimo quinto aniversario de la firma de los Acuerdos de paz. Esperemos que, de aquí en adelante, las cosas cambien o siempre deseamos pan y circo para el pueblo. Posdata: si algo se me olvidó, lo comentan por favor.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.