Cerrar [X]

Editorial

El diálogo, una puerta que no debe cerrarse

Alvaro Cruz

martes 27, diciembre 2016 - 12:00 am

El Salvador es un país estancado, atrapado en las arenas movedizas de la polarización política y la inmovibilidad provocada por la falta de resultados y la postergación permanente de soluciones que ameritan de consensos básicos.

El Salvador no puede seguir postergando los entendimientos, debe priorizar el diálogo y acuerdos básicos para recuperar la economía y el combate a la criminalidad.

El FMLN y ARENA siguen azuzando la confrontación desde sus respectivas trincheras, como una suerte de guerra civil psicológica que sigue estancando al país. El Frente con su discurso confrontativo desde el Gobierno y ARENA con similar discurso desde la oposición.

publicidad

No se debe renunciar al diálogo, por mucho que haya extremistas –de ambas partes– que critiquen todo esfuerzo por la búsqueda de consensos básicos de país y de soluciones que a la larga, nos servirán a todos. Pero ese diálogo debe dar resultados y cumplirse los acuerdos alcanzados, porque, si no, esa puerta se puede cerrar y el ciclo de polarización será aún mayor. Este diálogo fue el que permitió la aprobación de los $550 millones en bonos, pero las fuerzas políticas necesitan seguir buscando consensos para sacar al país del estancamiento y no permitir que El Salvador se hunda en una vorágine económica peor que la actual.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.