Cerrar [X]

Conectados

El eslabón perdido de nuestra independencia

José Carlos Parada

viernes 15, septiembre 2017 - 12:00 am

En 1820, meses antes de la independencia, el Ayuntamiento de San Salvador  emitía un documento manuscrito para solicitar a la corona española la erección de una diócesis en San Salvador.

El manuscrito, de 20 folios de papel de trapo importado de los molinos de la península y escrito en caligrafía decimonónica con tinta de óxido de hierro, es sustancioso desde muchos puntos de vista, y ha pasado 197 años olvidado por los estudiosos, sin ser analizado como se debe. El manuscrito, denominado “Instrucciones”, analiza muchos aspectos de nuestro país al punto de ser una radiografía única de El Salvador colonial y constituir un “proyecto de nación” para la época republicana.

En las “Instrucciones” su tema central se expresa así:

publicidad

“Otra de las fuentes principales de las felicidades (…) de este basto territorio será la ereccion en esta Ciudad de Silla Episcopal”.

Otros contenidos apuntan a justificar la autosostenibilidad de esa diócesis.


Es un hecho histórico, confirmado por la jugosa descripción contenida en estas “Instrucciones”, que San Salvador era la provincia más próspera de Centroamérica. Habla así del estado de nuestra agricultura:

“Su territorio es, en lo general, fertilísimo, muy abundante en (…) fruta y en toda clase de alimentos para el hombre y de pastos para la cría y mantenimiento de animales”

… “Sus habitantes son muy aplicados á la agricultura. Se cosecha con abundancia, Asucar, Arroz, maiz, frigol, garbanzos, toda clace de cucurvitaceas, platanos, yucas, y batatas, Algodon, añil, Cacao, Balsamo, Café, asafran (…)

“Hay abundancia de ganado mayor y menor.  Muchos de los cultivos citados han casi desaparecido y –al igual que la carne– debemos importarlos de los países vecinos”.

Sobre la pesca y la minería de ese entonces nos dice:

“Su territorio és (…) muy abundante en aguas. El mar inmediato y los rios Lempa, Aseluate, y Sucio la proveen de variedad de pescados esquisitos y de multitud de testaseos. Hay tambien bastantes Minas”

 

El Dr. Joaquín Parada Aparicio –médico, historiador y exministro de gobernación– recibió el documento del Dr. Salvador Rivas Vides (ex-rector de la Universidad de El Salvador) quien lo recibió como obsequio de parte del Cnel. Roberto Paredes en 1929. /Parada

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Tigo se unió a la celebración de la independencia

Tigo El Salvador se unió a la celebración de la independencia con el “Blue Day”. La …

MÁS INFORMACIÓN
196 años ¡Celebrando la Patria!

Grandes y chicos disfrutaron, en las calles, de la creatividad con la que los centros escolares conm...

MÁS INFORMACIÓN
El Salvador celebra 196 años de independencia

Todos los desfiles se concentrarán en el Estadio Jorge “Mágico” González para el acto cívico...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.