Cerrar [X]

Editorial

El fin del uso discrecional de fondos públicos

Diario El Mundo

sábado 11, agosto 2018 - 12:00 am

La escandalosa confesión de delitos de corrupción del expresidente Antonio Saca y sus cercanos colaboradores han estremecido la conciencia nacional e indignado a todo un país. Sus actos merecen las consecuencias judiciales que enfrentan.

Pero más allá de los detalles de esas confesiones, del esquema empleado para la corrupción, es importante entender que esta fue una forma de gobernar por mucho tiempo y la misma tiene que terminar.

La lucha contra la corrupción y por una administración pública más transparente ha tomado años, el clamor popular finalmente está siendo escuchado. Es la primera vez que un fiscal general procesa a un expresidente de la República y logra una condena y en eso hay que reconocer los méritos de este proceso de investigación que, aunque ha generado algunas críticas, ha terminado en una confesión de los imputados.

publicidad

Hacia adelante, hacia el futuro, lo principal es cambiar esta forma de gobernar, de administrar la cosa pública como un botín, como un patrimonio del gobernante o el partido de turno. Se debe acabar la práctica del uso discrecional de fondos públicos y establecer normas y reglas claras en todas las entidades públicas, bajo el estricto control de las instituciones que en las últimas décadas evidentemente no han funcionado como lo establece la ley.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.