Cerrar [X]

Buenos Días

El gran artista Fernando Llort ha partido

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 13, agosto 2018 - 12:00 am

La noticia del fallecimiento del gran artista salvadoreño Fernando Llort nos despertó sorprendidos la mañana del sábado, su muerte fue tan inesperada como triste, pero tras de sí queda un gran legado cultural que trascenderá a las futuras generaciones.

En casi cada rincón del país he visto una pieza de su obra, desde el parque de la Familia en La Unión hasta Ahuachapán, desde el “Abrazo Fraterno” del monumento al Hermano Lejano (Bienvenido a Casa) hasta su amada La Palma, donde su obra contagió a todo un pueblo que se convirtió en creativos artesanos.

El triste episodio del mural de la Catedral Metropolitana es algo que nunca entenderemos. Su obra le daba un toque único al mayor templo católico del país pero resultó incomprensible la decisión de la jerarquía en destruirlo. Desde entonces la fachada de la Catedral no tiene el mismo toque de belleza artística que Llort le había dado. Aquellos ocho días que duró el derribo de aquel mural fueron dolorosos para toda esta sociedad.

publicidad

Pero el artista fue más allá de ese episodio. Su obra además cruzó fronteras, en Londres hay una cruz suya de cuatro metros, en honor a Monseñor Romero, precisamente, en la Catedral de San Jorge, la catedral católica de la capital británica.  Sus exposiciones fueron por todo el mundo y era impresionante cómo los salvadoreños de todos los signos políticos lamentaban el fin de semana su partida, mientras los embajadores de las naciones representadas en El Salvador recordaban su obra e incluso mostraban algunas piezas de sus colecciones personales.

Su trascendencia es tal que recibió homenajes y reconocimientos de todos los signos políticos porque estuvo siempre por encima de esa mezquindad que caracteriza precisamente a la clase política. Descanse en paz don Fernando Llort.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.