Cerrar [X]

Blog

jueves 9, abril 2015 | 12:51 pm

Para muchas mujeres octubre es un mes más en el calendario, para otras tiene un significado importante en su salud, pero hay también quienes toman conciencia de su estado físico y emocional, y no por el simple hecho de estar en forma atlética  o de  asistir al gimnasio o a una clase en especifico. Tiene que ver con el hecho de evaluarse anualmente de forma preventiva mediantes exámenes médicos  para que ninguna enfermedad de inflamación celular o estrés oxidativo  pueda afectar el cuerpo, como son el caso del cáncer de mama  tan frecuente en nuestros tiempos y no solo en personas adultas mayores, sino también en mujeres jóvenes.

El crearnos conciencia que nuestro cuerpo a medida pasa el tiempo se va debilitando se hace difícil de asumir como seres humanos, queremos vernos siempre esbeltas y con una excelente postura física, pero que sucede cuando llevamos una vida saludable, hacemos ejercicio físico regularmente combinado con una buena alimentación y detectamos alguna anomalía en nuestro cuerpo.

Nuestros tiempos son los mismos, cambia el hecho de pasar la mayor parte del tiempo conectados al ordenador, a las redes sociales, a las actividades de nuestros familiares, amigos o colegas y también sobre lo que acontece en el mundo entero. Es bueno estar informado pero no llegar al tal grado de sobrepasar los límites de convivencia diaria con las personas más cercanas a nosotros.

Es  debido a todo este cumulo de actividades que  se nos hace casi  imposible el poder darnos un espacio en donde podamos alinear nuestros pensamientos, emociones y sentimientos, Si a todo ello le sumamos los niveles de estrés del trabajo, de las relaciones y de las emociones que se nos dan día con día,  es ahí en donde el cumulo de todas ellas hace propicio a nuestro cuerpo a ser un nicho de nacimiento a estas enfermedades.

El poder  detectar la enfermedad por medio de la prevención oportuna y de conocer acerca de ella nos hace en primer lugar tomar conciencia del que poder hacer, de cómo hacer y de qué hacer. El tiempo pasa y los recursos se quedan, la tecnología y la medicina están a nuestro favor aprovechémoslos para llegar en donde deseamos estar, contar con una longevidad en donde sea capaz de observar lo humanamente posible e imposible.