Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El papa Francisco en Colombia

Dr. Mauricio E. Colorado / Abogado

lunes 11, septiembre 2017 - 12:00 am

La Iglesia Católica, de más de dos mil años de existencia, sobreviviendo pese a las mil iniquidades que ha sufrido en ese largo período, tiene en la actualidad como sumo pontífice, o jefe supremo a un ciudadano argentino, sacerdote jesuita, que de alguna manera está trastocando al poderoso estamento de Ciudad del Vaticano, en donde los “príncipes de la Iglesia”, los cardenales, han tenido grandes reveses en su forma de vivir y gobernar esa religión de millones de fieles que por una u otra razón, como ocurre con las entidades formadas por seres humanos, sufren de muchas dolencias que la imperfección humana produce en su funcionar.

En los tiempos modernos -por ejemplo- se ha hecho frecuente que grupos de personas con principios cristianos, crean iglesias acomodadas a sus intereses, diferentes a la única Iglesia Católica, Apostólica y Romana. Hace algunos años, en ocasión de haber sido aprobados los estatutos de una asociación de finalidad medio ambiental, me tocó estar presente en el auditorio del Ministerio de Gobernación, y me sorprendí cuando presencié que el Ministerio estaba autorizando más de 50 Iglesias nuevas, de corte cristiano.

Es admirable el espíritu humano de tener un acercamiento con la divinidad, pero nos llama la atención la diversidad de entidades que nacen basados en el hombre-Dios, Jesucristo, que por alguna o múltiples razones, se separan del tronco, la Iglesia Católica. Pues en la presente ocasión, queremos comentar la visita que el jesuita argentino Cardenal Bergoglio, ahora Papa Francisco, hace a Colombia.

publicidad

Es importante imaginar que la visita no solamente tiene por objeto venir a estas tierras americanas a bendecirlas junto con sus habitantes, porque como todos sabemos, el jefe de los católicos, aunque “su reino no es de este mundo” guarda un poder político de mucha importancia. Colombia se encuentra en estos momentos dando un paso trascendental hacia la paz, ya que está dando por finalizada una guerra de más de 50 años con una importante fuerza guerrillera convertida ahora en partido político -que ha tomado el nombre de FARC. (Curiosamente similar a lo ocurrido en nuestro país) y posiblemente, las partes participantes en el conflicto armado que termina, necesitan darle un toque de seriedad al acuerdo de pacificación, a manera de legitimar dichos acuerdos por una autoridad moral que acepten los colombianos.

Recordemos que Colombia realizó un plebiscito que reprobó el primer acuerdo que había aceptado el presidente Santos, debido a las extensas concesiones que concedía a los alzados en armas. Tal rechazo, obligó a los firmantes a reconsiderar las condiciones, para de alguna manera obtener la aprobación de los afectados.


Creemos que parte importante de tal objetivo es la presencia de Francisco en el país sudamericano y coadyuvar de esa forma a consolidar la hasta ahora frágil paz. Otro de los motivos importantes ha de ser, sin lugar a dudas, un acercamiento con la vecina Venezuela, donde los problemas políticos también son de capital importancia, por la endeble y delicada situación del régimen dictatorial de Maduro, quien impone una cruel dictadura que tiene a Venezuela en un permanente caos, que la mantiene en una situación inestable que sufre la población de manera dramática, afectando alimentos y salud pública como nunca se había vivido en esa nación petrolera.

Se ha especulado mucho sobre la intervención del Papa en la solución del conflicto en Venezuela, y se le ha pedido por ambos bandos su intervención mediadora, lo cual hasta el momento no ha dado frutos positivos, debido a razones que no es del caso mencionar. Sin embargo, se entiende que un viaje papal debe aprovecharse al máximo, y la oportunidad de tener a su santidad tan cerca de Venezuela, dejará algún fruto en el conflicto. Sea como sea, el pueblo de Colombia, y el de Venezuela, así como toda persona amante de la paz, harán votos porque los objetivos del viaje, superen las expectativas en beneficio de las mayorías.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.