Cerrar [X]

Blog

viernes 8, enero 2016 | 9:06 am

La vida a través de los años nos va enseñando y mostrando la forma, manera de cómo ver y sentir las cosas que nos han pasado, que nos están pasando o que nos llegase a pasar. Solo recuerda a esa amigo o amiga de hace mucho tiempo que debido a circunstancias fuera de contexto o algún motivo no se volvieron a ver. ¿Que sucede cuando de pronto te lo encuentras en algún lugar? ¿Lo Saludarías? ¿Sería la misma persona que de hace tiempo conoces? Y que si te digo que de pronto lo saludas y esta persona que era una de las que conocías muy bien, ya no es la misma, ¿tendrías tú la misma reacción?

Debemos entender el silencio de las situaciones que se nos presentan sean estas personales, profesionales o familiares…. “escuchar el silencio para encontrar el camino”, como cuando compartimos algo que estamos pensando y la otra persona o personas reacción con un lapso de silencio eso nos dice poco o nos dice mucho, comienza la pelea interna de nuestros pensamientos, nos hacemos preguntas tales como ¿“habrá sido correcto decirlo así”? ¿”Porque no dice nada”? datos y momentos importantes que nos hacen en primer lugar conocer mucho más las situaciones que se podrían estarme presentando.

Ahora bien que sucede cuando el silencio proviene de mi hacia los demás. ¿Qué estoy tratando de decir o de no querer decir? El Silencio es muchas veces visto que proviene de alguien tímido o sumamente introvertido, pero podría no ser así, bien puede provenir de una persona que observa y analiza la situación situaciones que se le están presentando y con el quedarse callado saca provecho de lo que va decir y compartir siendo muchas veces la pregunta y observación que es la que se necesita en el momento.

Solo piensa y analiza las conversaciones que posees y de cómo es tu silencio para con ellas.

 

Por Gloria Ramos

Coach Certificada Empresarial

Sistemica Ontológica WABC-IAAC