Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Entre el juego de la democracia y la dictadura

Fidel Eguizábal / Docente Investigador Universidad Francisco Gavidia

jueves 8, diciembre 2016 - 12:00 am

OPINIONUsted podrá decir “no me importa la política”; sin embargo, cuando en un país tiembla la democracia, todo aquel incrédulo sale del escondite. En El Salvador, el Gobierno liderado por la bandera del FMLN está moviendo las piezas del ajedrez con cautela, ellos desean a toda costa tener el poder absoluto. Anhelan comer los tres tiempos: Corte Suprema de Justicia, Asamblea Legislativa y continuar con el Órgano ejecutivo en (Casa Presidencial).

Faltan dos años y medio para que el segundo gobierno del FMLN termine su segundo mandato y, es imprescindible analizar cómo está funcionando cada ministerio, autónomas y hasta las alcaldías que lidera ¿Ha logrado cambiar la situación de muchos salvadoreños? ¿Ha acabado con la pobreza y otros problemas como la inseguridad y la falta de empleos? ¿Ha podido incorporar el socialismo en El Salvador? Existen tantos muros por derribar.

En Mejicanos se leía una leyenda: “Fuera los cuatro arenazis de la Corte Suprema de Justicia”. Leyenda que incita a querer derribar a los cuatro magistrados. Si no fuese por estos magistrados, este país estuviese sin democracia y con una dictadura. Dios no lo quiera.

publicidad

En el continente americano hemos visto derribar dictaduras y presidentes; en Nicaragua el presidente Daniel Ortega volvió a ganar la presidencia y para el colmo, su esposa es la vicepresidenta ¿Hallase visto ese tipo de combos en un país democrático? Partidos políticos existen en Nicaragua; empero, en ese país vecino, Ortega hace ver al mundo que ha ganado limpiamente. Es de preguntarle a cada nicaragüense.

En Honduras se está orquestando lo mismo, el presidente Juan Orlando Hernández desea seguir reeligiéndose ¿Es bien visto que siga en el poder el mismo mandatario? ¿Es permitido se cambie la Carta Magna para poder seguir gobernando?


En países democráticos como en Alemania, la presidenta Merkel, se ha reelegido; empero, ese es un país en donde impera la democracia. No creo se convierta en dictadura como en otros países en donde se abusa del poder.

Algunos gobiernos reforman la Constitución y, ese es el problema cuando los presidentes se embelesan con el poder. En El Salvador, cuesta que haya consenso entre ARENA y el FMLN. El partido de izquierda lo que desea es derribar el muro de la democracia; pero no le ha sido fácil, ya que la oposición se le ha parado firme.

Hemos analizado el rumbo que lleva la presidencia del profesor Salvador Sánchez Cerén; aunque no es solo él quien tiene las riendas del país. En la  Asamblea Legislativa existe un lazo en donde los diputados juegan a hacer equilibrio con la democracia. Lástima que algunos padres de la patria no comprenden que hacer democracia es apoyar lo que conlleva desarrollo y progreso al país, y no venderse al mejor postor.

Se ha escrito mucho sobre la muerte de Fidel Castro, aunque en Cuba, la población sigue viviendo igual. Parece que no ha pasado nada. La dictadura continuará y Raúl Castro seguirá con la misma ideología. Por lo tanto, mientras no haya elecciones libres, los cubanos estarán siempre con la imperio castrista ¿Podrá el presidente  elegido de Estados Unidos Donald Trump tener mediación en la democracia cubana? ¿Podrán respirar aires nuevos de democracia los cubanos?

En América Latina está cambiando el rumbo con respecto a algunas dictaduras o gobiernos que pretendían quedarse de por vida, Venezuela está a punto de terminar con la era chavista; mientras tanto, en Brasil se dio una cátedra de democracia. Los presidentes, no importando su ideología, deben de saber la diferencia entre dictadura y democracia. Pinochet, Fujimori y otros han pagado.

Ahora bien, en El Salvador no hay dictaduras, pero tenemos otros problemas. Desde el 16 de enero de 1992 se firmó un acuerdo de paz. Actualmente, son las maras las que quieren tener el control total. No es solo el Ejecutivo el que decide para erradicar ese problema. Un país democrático tiene derecho a vivir con seguridad. La democracia debe hacerse sentir en cada país y no caer en dictaduras. Un pueblo con democracia obtiene desarrollo, progreso y libertades. No dejemos que la señora democracia sea prostituida y la agarren de juguete.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.