Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Es necesario detener este caos

Dr. Mauricio E. Colorado / Abogado

lunes 12, junio 2017 - 12:00 am

En el tercer aniversario del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén se concreta la oportunidad de hacer una evaluación de cómo han devenido los hechos y las decisiones políticas que afectan la vida de los habitantes de El Salvador y, con base en ello, analizar y proponer las políticas para el futuro, todo en beneficio de las mayorías de ciudadanos, en atención a su bienestar, pasado presente y futuro.

Cada quien podrá tener su propia opinión sobre la manera en que se ha gobernado, pero lo que presentan las encuestas no puede tomarse a la ligera ya que, hasta ahora, son los métodos mas eficaces para enfocar la opinión y situación de los pobladores de la nación. Dentro de esa realidad, es importante tomar en cuenta que la calificación que los salvadoreños han hecho del actual Gobierno es de cuatro y medio puntos, que significa reprobación. Desde luego que los responsables de tan vergonzosa nota es todo un equipo que interviene en la toma de decisiones y ejecuta lo que a nivel general se decide para aplicarse a la gobernabilidad de la población.

Tal apreciación significa un reclamo público para que se redireccione la política nacional en una u otra dirección, a efecto de consolidar o abandonar posiciones poco definidas. Los sucesos del exterior, específicamente de Venezuela, están dictando con premura la dirección política del continente sudamericano, que gradualmente retorna de la izquierda a un moderado centro. Nuestro Gobierno si desea mantener una necesaria estabilidad, mal haría en no tomar en cuenta las señales que se producen a nivel internacional a fin de mantener concordancia con los vecinos. Pero aunque es importante la relación con el concierto de naciones, más importante es recuperar el orden interno que parece irse perdiendo gradualmente, con problemas del diario vivir como  ocurre con la rebeldía a las normas jurídicas que deben regular la vida cotidiana de la civilidad, no digamos de las normas constitucionales que regula la Sala de lo Constitucional.

publicidad

La seguridad del país, actualmente fuera de control, no puede justificarse ni siquiera para discursos dirigidos a fanáticos populistas cuando el interés de un pueblo está en juego. El doble discurso del Gobierno provoca a excesos de masas dirigidas por intereses políticos, que en nada abonan al desarrollo económico de El Salvador. Leer en los diarios que el centro de la capital del país está bajo la influencia de una lucha entre vigilantes privados y las pandillas, y además entre la autoridad municipal y nacional, no deja de ser un reconocimiento de que se ha institucionalizado el caos social, que ahoga la vida normal y productiva de los salvadoreños.

Bien se ve la propuesta de algunos políticos que proponen un gran pacto de los grandes partidos en el sentido de afrontar en conjunto los grandes temas de interés que afligen a la ciudadanía, y celebrar un pacto de nación que permita avanzar en beneficio de todos. Dicho pacto deberá tener como prioridad el regreso al orden de la vida pública y privada, el respeto a las normas civiles y religiosas, el destierro a la corrupción, y si es necesario, la revisión de la legislación penal, a efecto de obtener un efecto de temer a la ley, para controlar la conducta delincuencial.


Buscar por medio de especialistas criminólogos, la forma de combatir eficientemente el desborde de las pandillas. No es un cuento de novela que en nuestro país menores de 9 y 11 años, cometen crímenes de gravedad, que muchos no creerían por ser impresionantes. Y aunque todo un equipo de gobierno responderá ante la historia por lo que ocurre en nuestro país, será un tan solo nombre el que los libros mencionen en sus textos, el del jefe de gobierno.

Es hora de que todos los que tienen algo que ver en las decisiones políticas dejen de pensar en un solo sector político, y enfilen sus esfuerzos en buscar el bienestar para todos los habitantes de este pequeño y gran país. El Salvador y su pueblo, se lo merece.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.