Cerrar [X]

Deportes

“Es un orgullo representar a mi país, es mi sueño desde niño”

Fotos y texto: Marcela Moreno

sábado 21, julio 2018 - 12:00 am

Pensar en fútbol, soñar con el fútbol, vivir por el fútbol podría ser una locura para cualquiera, pero para José Guevara es un estilo de vida y un medio para cumplir sueños.

Al preguntarle desde cuándo surge su pasión por el balompié responde, con un brillo en los ojos, que desde pequeño el fútbol lo ha sido todo para él. Se considera un “loco fútbol”.  La emoción por este deporte ha acompañado al joven ilopaneco durante sus 20 años. En cada navidad y cumpleaños, no faltaron las pelotas y la camiseta de su equipo favorito.

José tiene algo especial, es un joven humilde y sencillo, orgulloso del lugar de donde proviene. Tuvo sus inicios como jugador en las Escuelas de Fútbol de San Bartolo, Ilopango. “Es mi casa, ahí me he criado, es una escuela humilde pero de la que han salido varios jugadores muy buenos. Es un orgullo decir que salí de ahí”, manifesta.

publicidad

Después entró al C.D. Municipal Ilopaneco, donde comenzó en Tercera División y tuvo la dicha de jugar el partido de ascenso y ver a su equipo subir a Segunda División.

Las oportunidades no dejaron de tocar la puerta de José y fue convocado para ser parte de la selección Sub-21 que representa a El Salvador en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.


Hoy, “Chepito”, como es conocido por sus amigos, disputará su primer partido de los Juegos contra Haití.  “Es un orgullo representar a mi país, es mi sueño desde niño, también es una gran responsabilidad porque no solo te representas a ti y a tu equipo, sino a toda una nación”, comenta.

Pero, ¿qué motiva a José cada día a seguir adelante? Su familia, esa que ha celebrado cada uno de sus triunfos y lo ha consolado en la derrota.

Llegar hasta ahí no ha sido fácil. Venir de una de las zonas más conflictivas y pobres del país trae dificultades para formar más talentos en el deporte, en este caso, la Escuela de Fútbol de San Bartolo, de donde viene, no tiene financiamiento.

Incluso el entrenador del equipo, el futbolista “Memo” Rivera, se toma la misión de viajar al interior del país a trabajar solo para poder comprar algún implemento para la Escuela.

Estos niños y jóvenes ven en José una esperanza y un modelo de lo que pueden llegar a ser. “¡Chepe quiero ser como vos!”, le gritan los ilopanecos al verlo llegar a la escuela o a la modesta colonia donde comenzó a correr por sus sueños.

Hoy, cuando salte al campo en Barranquilla, si se le da la oportunidad, sabe que habrá toda una colonia y un país pendientes. “Queremos ser mejores cada día. Ir a Colombia es una vitrina, una oportunidad para crecer”, manifiesta.

“Chepito” afirma que se ve en un futuro jugando en Primera División y sueña con irse al extranjero.

Este chico es ejemplo de disciplina, voluntad y sacrificio. “Estar en entrenos y jornadas pesadas, seguir las reglas del cuerpo técnico y hasta quedarme con hambre por una alimentación saludable sé que es parte del camino hacia mi sueño de jugar en los estadios más importantes”, dijo.

“No importa lo que tengas que pasar y sacrificar… Lo que importa es tener claro dónde querés llegar y esforzarte para lograrlo”, concluyó.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.