Cerrar [X]

Nacionales

Esto es lo que hacía único y especial al Café Bella Nápoles

Redacción web / DEM

martes 23, enero 2018 - 12:28 pm

Foto publicada en redes

En las redes sociales hay personas que dicen que se quedaron con las ganas de visitar el Café Bella Nápoles, otras que se quedaron con la nostalgia de volver y también hay quienes se lamentan por no haber ido ante de su cierre, que fue anunciado el mismo día.

Este café, ubicado en la Cuarta avenida Sur, número 113, en la misma esquina donde antes funcionaba el Cine Metro, estaba lleno de recuerdos. Fue un punto importante de encuentro en el Centro Histórico y también albergó a escritores, productores de televisión, periodistas y a casi cualquier trabajador que buscaba un pan con un buen café, para cerrar con broche de oro su jornada laboral o los sábados, un momento de tranquilidad y armonía.

publicidad

Te interesa > Anuncian cierre del café Bella Nápoles

Pero, ¿Qué hacía tan especial al café que cerró tras 56 años de existir?


-Su nombre: Bella Nápoles llevaba este nombre porque era el pueblo natal de su fundadora, Marta de Matamoros

-El lugar: en la puerta de vidrio había un letrero que decía “Hay tamales”
– Las paredes tenían las notas periodísticas enmarcadas.
–  Los colores siempre fueron los mismos, amarillo con café y su piso gris, igual, nunca fue cambiado.
–  Las mesas café y sus sillas (tapizadas) de igual de color siempre acompañaron a los que buscaban un rico café

– El pedido se hacía en órdenes de papel de empaque, las cuales tenían, hasta el último día, los primeros números telefónicos.

-Su atención: los rostros que se vieron en la caja registradora fueron dos: Marta de Matamoros o mamá Campanita, quien murió en 2008; heredando el espacio a su hija Concepción de Gutiérrez.

Puede leer > Las ventas del café Bella Nápoles bajaron en un 70%

-El café: El café se servía en picheles de aluminio, el cual luego se vaciaba en las vajillas antiguas, de colores amarillos, golpeadas por el paso del tiempo

-Panes que quedarán a la historia: Mapa, sorbete, pañuelo, tortas, semita, peperechas y más. Todos tenían un toque especial y único. Su turrón era exquisito.

En web se puede encontrar un bello escrito sobre el lugar, hecho por Mauricio Vallejo, quien da detalle de la historia que guardaban en sus paredes.

De acuerdo con Vallejo, los cafés eran refugios para las personas en la época del conflicto armado, eran templos de la tranquilidad, es por ese motivo que este café del Centro Histórico quedó en la rutina de muchos.

En sus mesas disertaron los poetas Roque Dalton, Manilo Argueta, Roberto Armijo, José Roberto Cea, Tirso Canales

La fecha de fundación fue el 17 de junio 1961 y su cierre fue el 20 de enero de 2018.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Cierran el histórico café Bella Nápoles en el centro

En redes sociales la histórica cafetería anunció un cierre indefinido....

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.