Cerrar [X]

Política

Gasto en salarios de Asamblea ha subido 41 % en cinco años

Yolanda Magaña

lunes 2, abril 2018 - 12:00 am

La Asamblea Legislativa gastó un total de $54.6 millones de enero a diciembre de 2017; destinó la mayoría de los fondos a las remuneraciones de los empleados, tanto los institucionales como los contratados por las fracciones de los partidos políticos.

A diciembre de 2017, la Asamblea gastó $2.4 millones menos que el monto ejecutado en todo 2016, pero su gasto en remuneraciones subió en $5.3 millones en relación al mismo año. Durante los últimos tres años del órgano legislativo, el dinero destinado a los salarios de la Asamblea ha aumentado en $7 millones o 18 %.

El informe de ejecución presupuestaria indica que en el año 2017 la Asamblea destinó $46.5 millones a remuneraciones, pero solo $12.08 millones fue utilizado en remuneraciones permanentes; el resto fueron remuneraciones eventuales, gastos de representación e indemnizaciones, así como prestaciones de los empleados. Solo en gastos de representación, el gasto ascendió a $1.8 millones.

publicidad

Así, durante los últimos cinco años, el presupuesto destinado a remuneraciones del poder legislativo del país ha crecido $13,670,394.34, es decir, un 41.6 %.

Pero, en general, el presupuesto de la Asamblea Legislativa ha tendido al aumento. En 2002, el presupuesto legislativo era $17.7 millones y los diputados gastaban $11.4 millones en las remuneraciones de la institución. Diez años después, en 2012, el gasto se había triplicado a $56.3 millones y $33.5 millones en la planilla de trabajadores.


El presupuesto global de la Asamblea siguió creciendo con muy pocas excepciones anualmente: de $57.8 millones a $58.5 millones, luego a $59 millones, después $58.2 millones hasta llegar a $58.3 millones en 2018. El gasto ejecutado solo ha disminuido, muy levemente, en 2013, 2015 y 2017.

¿La Asamblea gasta todo lo que presupuesta? La respuesta es no. En 2017, hay un remanente de $3,617,080.63. Un año antes, tuvo un remanente de $2.6 millones. En 2015 fue de $1.9 millones, en 2014, de $1.2 millones y en 2013, de $8.6 millones. En 2012, les sobró $1.5 millones; y en 2011, $562,137.52, según datos públicos de la misma Asamblea Legislativa.

¿En qué gasta la Asamblea?

Además de salarios, el segundo gasto mayor del órgano legislativo es la compra de bienes y servicios: $1.2 millones en bienes de uso y consumo, de los cuales $225,653.90 se destinan a productos alimenticios para personas, $200,067.80 para combustibles y lubricantes; $1.3 millones para servicios básicos de los cuales $531,835.03 se destinan a teléfonos de algunos empleados y de los diputados.

La Asamblea también gastó $163,148.54 en publicidad, $132,766.82 en atenciones oficiales y $1.1 millón en pasajes y viáticos, así como $373,696.95 en pasajes al exterior. El presupuesto detalla que se gastaron $804,906.40 en viáticos por comisión externa.

En consultorías, estudios e investigaciones, la Asamblea gastó $689,539.77, de los cuales $72,528.06 se invirtieron en servicios jurídicos, $375,000 en servicios de contabilidad y auditoría, $28,589.10 en capacitación y $213,422.61 en estudios e investigaciones diversas. El gasto en seguros de personas ascendió a $610,100.90 y el de seguros a bienes ascendió a $187,440.80.

Al final del año 2017, a la Asamblea Legislativa le quedó un sobrante de $3,617,090.63, de acuerdo al estado de ejecución presupuestaria de egresos del 1 de enero al 31 de diciembre de 2017.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.