Cerrar [X]

Nacionales

Hace 22 años, el papa Juan Pablo II visitó el país por segunda vez

Álvaro Cruz Rojas

jueves 8, febrero 2018 - 6:00 am

El papa Juan Pablo II junto al presidente Armando Calderón Sol (izq) y la primera dama Elizabeth de Calderón (der) el 8 de febrero de 1996.

 

Hoy se cumplen 22 años de la segunda visita del papa Juan Pablo II a El Salvador. Una visita que paralizó al país, lo llenó de emoción y congregó a centenares de miles tanto en su recorrido como en la misa que celebró.

publicidad

El papa Juan Pablo II arribó al país a las 9:15 de la mañana del 8 de febrero de 1996 procedente de Guatemala, en un avión de la aerolínea Aviateca que aterrizó en el aeropuerto de Ilopango.

“Señoras y señores, bendito el que viene en nombre del Señor”, dijo la voz del maestro de ceremonias, al asomarse a la puerta del avión y las 11 horas que duró la visita habían iniciado.


El papa bendijo a unos niños y fue recibido por el presidente Armando Calderón Sol y la primera dama, Elizabeth de Calderón.

“En nombre del pueblo salvadoreño, tenemos el privilegio de expresarle a su santidad nuestro cálido saludo de bienvenida a esta tierra que, por un designio divino, lleva el nombre glorioso de El Salvador”, le dijo el presidente Calderón Sol.

El mensaje del pontífice fue un profundo llamado a la reconciliación nacional.

El papa Juan Pablo II saluda a los salvadoreños al arribar al aeropuerto de Ilopango.

“Como Vicario de Cristo, os reitero su mensaje que es un llamado constante a la paz, la reconciliación, el amor y la concordia, a la solidaridad y la justicia”, dijo el papa, hoy convertido en santo de la Iglesia Católica.

El pontífice polaco recordó su primera visita de 1983, en medio del fragor bélico que vivía el país: “Cuando os visité la primera vez, fui testigo del sufrimiento de un pueblo desgarrado por el dolor de la guerra fratricida que sembraba muerte, violencia, divisiones, rencores, viudez y orfandad. Por ello invité a recorrer el camino del diálogo sincero y constructivo”

Y luego alabó el fin de la guerra:

“Siento pues una gran alegría al constatar que las armas de las partes enfrentadas han callado definitivamente y que todos están interesados en poner en práctica los acuerdos alcanzados, por eso he venido nuevamente entre vosotros para proclamar una vez más a Jesucristo que se por ser el único camino de la paz, llama a todos a una sincera reconciliación nacional”

El entonces alcalde Mario Valiente le entregó las llaves de la ciudad y lo declaró Huésped de honor. Luego iniciaría un largo recorrido que incluyó la hoy Alameda Juan Pablo II, donde era ovacionado y saludado por miles de feligreses en el trayecto.

 

El papa sostuvo una reunión privada con el presidente Calderón Sol y saludó a la familia presidencial. También visitó la tumba del hoy beato Óscar Arnulfo Romero en la catedral Metropolitana y oró ante sus restos.

La misa se celebró en la entonces Urbanización Siglo XXI, una explanada al oriente de Metrocentro donde hoy está la sucursal del Banco Cuscatlán, Sertracen y Pricesmart y que llega hasta  la 25 avenida Norte

Se calcula que Medio millón de feligreses acudieron a la misa papal.

El pontífice partió a poco después de las 8 de la noche de aquel 8 de febrero. Juan Pablo II incluyó al país en una gira que lo llevó también Guatemala y Nicaragua y que concluyó en Venezuela.

 

 

 

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Policía mexicana refuerza frontera en espera de caravana migrante hondureña

Un total de 244 policías federales arribaron este miércoles a Tapachula (sur de México) para reforzar …

MÁS INFORMACIÓN
Embajadora dice que mensaje de Trump sobre migración se repetirá

La embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, afirmó que el mensaje de Donald …

MÁS INFORMACIÓN
Periodista mexicana Aristegui recibe saludo de AMLO en su regreso a la radio

La periodista mexicana Carmen Aristegui, cuyo equipo reveló un sonado caso de tráfico de influencias que …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.