Cerrar [X]

Conectados

La caza, una ‘gran amenaza’ para la vida silvestre de las regiones tropicales

EFE

Viernes 14, Abril 2017 - 7:42 am

Fotografía: Agencia EFE

 

La caza es una “gran amenaza” para la vida silvestre, especialmente en las regiones tropicales, y está ocasionando un impacto “mayor al esperado” sobre la población de mamíferos y aves, según un estudio que publica esta semana la revista Science.

publicidad

El trabajo, dirigido por la española Ana Benítez López, de la Universidad Radboud, de Holanda, asegura que la mayor disminución de aves y mamíferos se notó en un área de entre 7 y 40 kilómetros de los puntos de acceso de los cazadores, como caminos y asentamientos.

En esas zonas de mayor impacto de la caza en las regiones tropicales, las poblaciones de mamíferos disminuyeron en un promedio del 83 % y las de aves un 58 %, según los datos recogidos por el equipo internacional de ecologistas y científicos del medio ambiente que participaron en el estudio.

Además, el equipo encontró que la caza comercial tenía un mayor impacto que la destinada a alimentar a la familia y que su impacto era mayor en las zonas con mejor acceso a las ciudades grandes en las que se comercializa la carne de caza.

Las áreas protegidas, también afectadas
Otro hallazgo del estudio es que la caza también ha reducido las poblaciones de mamíferos incluso dentro de las áreas protegidas.

“Gracias a este estudio, estimamos que sólo el 17 por ciento de la abundancia original de mamíferos y el 42 por ciento de las aves se mantienen en áreas con actividad de caza”, dijeron los autores en su artículo publicado en Science.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores utilizaron 176 estudios con los que cuantificaron el impacto de la caza en las poblaciones de mamíferos y aves en los trópicos de América Central y del Sur, África y Asia.

Benítez mencionó entre los factores que condicionan la pérdida de fauna en las zonas tropicales la destrucción de los hábitats, la deforestación o la caza excesiva, pero a diferencia de los primeros supuestos, que se pueden monitorear usando la teledetección, la caza sólo puede ser rastreada sobre el terreno.

Para hallar una manera “sistemática y consistente” de calcular el impacto de la caza en los trópicos, los investigadores partieron de la hipótesis de que los humanos “recolectan recursos en un círculo alrededor de su pueblo y en la proximidad de caminos”, donde la presión de la caza es más alta, dijo Benítez.

Impacto de la caza no solo en los grandes mamíferos

“A partir de ahí, las densidades de las especies aumentan hasta una distancia donde no se observa ningún efecto de la caza. Llamamos a esto distancias de agotamiento de especies, que cuantificamos en nuestro análisis” para hacer un mapa del impacto, agregó.

El estudio, al combinar los resultados de otros muchos de carácter local, proporciona una imagen general de la magnitud del impacto a través muchas especies, no sólo los grandes mamíferos más estudiados como gorilas o elefantes, sino también aves y roedores.

“Los mamíferos son más buscados porque son más grandes y proporcionan más comida (…) Cuanto más grande es el mamífero, más lejos camina un cazador para atraparlo”, explicó la investigadora.

Con el aumento de la demanda de carne para el suministro rural y urbano, los cazadores han llevado a las especies más grandes casi a la extinción en la proximidad de las aldeas.

La investigadora aseguró que “se necesitan urgentemente estrategias para manejar la caza de carne silvestre de manera sostenible tanto en ecosistemas tropicales protegidos como desprotegidos para evitar más defaunación”.

Llamamiento de SEO/BirdLife a las administraciones

El responsable de Gobernanza en SEO/BirdLife, Juan Carlos Atienza, subraya que este artículo demuestra que en ambientes tropicales la caza tiene una “afección negativa notable” sobre las especies.

“Aunque no contamos en España con un estudio tan amplio, sí sabemos que muchas de las especies cinegéticas, principalmente de aves, tienen una mala situación de conservación, aunque la caza no es, por supuesto, la única razón de su declive”, señala a Efeverde.

En este sentido, recuerda que el comité científico de SEO/BirdLife analizó las condiciones que debería cumplir la caza en España para no afectar a la biodiversidad y “desgraciadamente la mayoría de esas condiciones no se están cumpliendo actualmente”.
“Las administraciones no pueden seguir autorizando el aprovechamiento cinegético de especies de las que no conoce su estado de conservación, su tendencia o su tamaño poblacional”.

Para este experto, estudios como el publicado ahora en Science constatan la necesidad de que las administraciones “tomen decisiones que afectan al patrimonio natural sobre la base de estudios científicos”.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

El narcotráfico causa el 30 % de la deforestación de zonas protegidas de Centroamérica

La penetración del narcotráfico en Centroamérica causa al menos el 30 % de la deforestación detectada …

MÁS INFORMACIÓN
Juramentan 400 observadores ambientales locales

El Ministerio del Medio Ambiente y Recursos Naturales junto al Fondo de la Iniciativa para las …

MÁS INFORMACIÓN
El 56% de los incendios fueron causados por actividades agropecuarias

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales informó que al menos un 56% de los …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons