Cerrar [X]

Editorial

La dictadura venezolana y la corrupción

Alvaro Cruz

sábado 26, agosto 2017 - 12:00 am

La exiliada fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, denunció esta semana la corrupción del régimen de Nicolás Maduro y de él como individuo, así como de su número dos, Diosdado Cabello, en la oscura trama de Odebrecht.

Venezuela no es un modelo para nada ni para nadie. Solía ser un país próspero y desarrollado que desde la llegada al poder del chavismo en 1999, fue progresivamente convirtiéndose en una nación miserable, una dictadura totalitaria y una muestra del fracaso social, político y económico de este tipo de regímenes.

La riqueza petrolera no ha servido para mejorar las condiciones del pueblo venezolano, bajo el chavismo, sino para alimentar a una camarilla político-militar que además, se ha tomado la osadía de intervenir en el resto de América Latina y España, gracias al financiamiento de partidos políticos y gobiernos afines, algo que poco a poco se ha ido revirtiendo.

publicidad

Se trata de una dictadura corrupta, abusiva, que acabó con la democracia, la prosperidad, la armonía y la alegría nata de los venezolanos. A la par de la corrupción ha estado el narcotráfico, en el que han estado señalados desde el propio Cabello hasta muchos de los altos oficiales del ejército de ese país sudamericano.

La fiscal Ortega ha anunciado que entregará las pruebas de la corrupción a Estados Unidos y España, con el resultado esperado: procesar y castigar a los autores de tanta barbaridad.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.