Cerrar [X]

Editorial & Opinion

La Fiscalía: Como debe ser

Dr. Mauricio E. Colorado / Abogado

lunes 10, abril 2017 - 12:00 am

Hace un cuarto de siglo, tomé sobre mis hombros la delicada responsabilidad de asumir el cargo de  Fiscal General de la República, en ocasión de que la entonces guerrilla, había asesinado al  titular del Ministerio Público, colocándole una poderosa  bomba, en el techo de su vehículo, y cuya explosión apago para siempre la vida del Doctor José Roberto García Alvarado.

De aquel momento a la fecha, ha pasado mucha agua bajo los puentes, y el panorama judicial del país, ha cambiado, como ha cambiado el ambiente político y el social. En el presente momento, ya no tenemos guerrilla, pero tenemos un fenómeno diferente aunque no menos peligroso, como las pandillas; y tenemos un Fiscal General que ha comprendido que su labor es esencial en el desarrollo del país, y valientemente ha asumido una posición muy responsable en el combate del delito, llegando hasta el grado de tener en la sombra a un expresidente, a algunos excolaboradores de la presidencia, de alto nivel y  un exfiscal general, todos ellos esperando juicio. Analizando un poco la situación, tenemos que casi a diario, se genera en dicha oficina, la noticia que toma preponderancia en los medios de comunicación por casos de trascendencia que antes  no existían o pasaban desapercibidos.

El actuar del Fiscal General ha merecido el comentario de la embajadora de los Estados Unidos, nombrándolo como héroe  nacional, lo cual nunca se había dado, y realmente nos parece un comentario justo y valedero. El cargo de Fiscal General conlleva un riesgo grandísimo, pues en la medida de que se encuentre con delincuentes de elevada talla, en la misma proporción crece el riesgo que amenaza al titular. Hasta la fecha, ya hemos visto como de ciertos sectores oscuros han resultado amenazas veladas contra los agentes investigadores del delito, y hasta demandas judiciales contra magistrados y jueces, por supuestos delitos contra el sistema judicial.

publicidad

Lamentablemente es cierto que algunos de nuestros funcionarios judiciales han dejado mucho que desear en el actuar en sus cargos cediendo a la tentación  del dinero, vendiendo la justicia al mejor postor, pero creemos que tales casos son la excepción, y no la generalidad. Pero una cosa es cierta: hasta el momento, el actual Fiscal General ha tenido el coraje suficiente para enfrentar con seriedad a la sociedad corrupta en la que se ve enfrentado cada día.

Los funcionarios que lo nombraron, es decir los diputados, no lograron alcanzar a distinguir que el escogido para el cargo, sería un látigo para la corrupción, que pondría en jaque a quienes manejaban los negocios públicos a su conveniencia.  Se ha hecho notorio el ahogamiento que se intenta dar a la Fiscalía con los recursos financieros  que se necesitan para funcionar óptimamente. Es claro que los funcionarios y empleados que perciben un peligro en el correcto actuar de la Fiscalía, traten de reaccionar en forma contraria por el temor a que se les toque y se les desarme el negocio.


Lo que si quisiéramos dejar claro ante el señor Fiscal, y ante el pueblo salvadoreño, es que la gente honrada de nuestro país, aplaude la forma en que desarrolla su labor el funcionario, y que tenemos confianza de que no claudicará ante los riesgos y amenazas que pública u ocultamente se le hacen. Los que se presentan como grandes ciudadanos, pero enriqueciéndose con el crimen, no lograrán vencer a la justicia. El partido de gobierno, sea cual fuere, tiene la obligación moral de respaldar a los funcionarios que exponen su vida para lograr el bienestar de sus súbditos, y deben combatir al máximo las políticas que ya son una costumbre, de enriquecimiento ilegal. El salvador ha logrado en esta época esclarecer que los tres últimos gobiernos no han sido cristalinos. Prueba de ello, es que tenemos un expresidente preso, y otro asilado (huyendo) en el exterior.  Que la luz de la verdad ilumine los campos oscuros de nuestro país. Nos lo merecemos.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.