Cerrar [X]

Política

La sombra de la guerra asoma en el pleno y en entrevistas para elegir Corte

Redacción Política

sábado 23, junio 2018 - 8:10 am

En la plenaria del jueves, la Asamblea Legislativa hizo un minuto de silencio por una masacre durante el gobierno de Arturo Armando Molina y también por la masacre de la Zona Rosa. Foto: Cortesía Asamblea Legislativa.

La discusión por las víctimas de la guerra siempre sale a flote en la Asamblea Legislativa. Es inevitable. Además de ser parte de la historia de El Salvador, muchos de los protagonistas que vivieron en carne propia el conflicto bélico, de uno u otro bando, están en la Asamblea Legislativa. Para unos, eso es bueno; para otros, no.

El 21 de junio pasado los diputados aprobaron minutos de silencio por masacres atribuidas a ambos bandos. El diputado Schafik Hándal, subjefe de fracción legislativa del FMLN, pidió incluir en el minuto de silencio que los diputados acostumbran realizar en todas sus plenarias a las víctimas de la masacre en el cantón Tres Calles, municipio de San Agustín, ocurrida el 22 de junio de 1975. “Fue la tercera masacre de campesinos en el periodo del coronel Arturo Armando Molina”, dijo Hándal hijo. Mencionó a las víctimas, la mayoría de apellido Ostorga.

publicidad

Minutos después, la diputada Patricia Valdivieso, de ARENA, pidió un minuto de silencio para “los asesinados de la masacre de la Zona Rosa”, ocurrida el 19 de junio de 1985. Fue cuando Antonio Almendáriz, del Partido de Concertación Nacional (PCN), pidió la palabra al presidente de la Asamblea, Norman Quijano y expresó:

Los que estuvimos en la guerra, sabemos lo que es la guerra y traer a memoria esos hechos no es justo. Sobre eso ya habíamos tomado, eh, habíamos hablado de no estar recordando cosas que nos llevan a la guerra, lo digo por los minutos de silencio de un lado y del otro”.
Antonio Almendáriz


Quijano sometió a votación todos los minutos de silencio juntos. Recibieron 47 votos de diputados de varios partidos. Así, se hizo un minuto de silencio para ambos crímenes.

La guerra salvadoreña también salió a relucir en las entrevistas que este viernes hicieron los diputados a los candidatos a magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

José Luis Lovo Castelar, exdirector del Ministerio de Relaciones Exteriores y un especialista en temas limítrofes, les contaba a los diputados que fue presidente estudiantil y que en la universidad fue compañero de quienes empezaron en la guerrilla. Él estaba explicándoles sus antecedentes académicos y laborales.

“Fui compañero de Dagoberto Gutiérrez, de Lil Milagro, de Marianella, Schafik me dio un curso de materialismo histórico, éramos buenos amigos y soy amigo de Méndez Azahar. Los conozco a todos y siempre guardé con ellos cierta simpatía”, inició.

De una forma peculiar, relató que también fue amigo de la poetisa Lil Milagro Ramírez, a quien quería mucho. “La quiero tanto que ayudé a Miriam Medrano recientemente en el libro que escribe sobre Lil. Una mujer maravillosa, lástima que se hizo secuestradora, pero ella lo hacía por amor. Llena de sentimientos por cambiar el país, creía que esa era la solución”, les expresó a los legisladores de la Subcomisión, frente a las risas del público por la transparencia con que contaba sus anécdotas.

El doctor José Luis Lovo Castelar saluda a los miembros de la Subcomisión Política de la Asamblea. Foto: Wilson Urbina/DEM.

Antes, el abogado les había pedido a los legisladores que sintieran la libertad de interrumpirlo porque era muy locuaz, algo que heredó de su padre.

Luego, Schafik Hándal, hijo del fundador del Partido Comunista (PC) y de la entonces exguerrilla Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), dijo que antes quería expresar algo “en defensa de Lil Milagro Ramírez”.

“Yo la defiendo, también, la quiero mucho”, le respondió rápidamente el doctor Lovo Castelar. Hándal continuó.

–Ella fue de ese gran contingente de gente que arriesgó su vida para cambiar una tiranía.

–Sí, señor.

–Y que nos permitió el Estado con todas las limitaciones pero ni por cerca con la tiranía que teníamos antes que fue la que provocó todo ese historial de violaciones de derechos humanos, que están representadas en el parque Cuscatlán, de acuerdo, disculpe pero me veo en la obligación de defenderla.

Schafik Hándal y Norman Quijano, en la Subcomisión. Foto: Wilson Urbina.

–No tiene que defenderla, perdóneme, yo hablo con la confianza de que la quise muchísimo y ella a mí, ella se fue a estudiar y me trajo una monedita para mi colección de monedas, que después me la robaron, la visitaba en su casa, hablamos mucho de ella con Miriam Medrano, no sabe cuánto la quiero y cuánto la quiso, su poesía es notable, las cartas en la clandestinidad, cuando aquí, pues, ella andaba disfrazada de hombre… Era maravillosa, una mujer noble, decente, cuando ella se despidió de nosotros ella nos dijo que iba a París, yo le creí. No sabía que estaba metida en el hueso de la revolución. Desde allá nos mandaba las postales. No quise desmerecerla, entiendo que su lucha era por un idealismo profundo.

Lil Milagro Ramírez fue una poetisa asesinada en octubre de 1979 en la Guardia Nacional.

El abogado candidato a la CSJ opinó sobre la sentencia que inhabilitó a los diputados suplentes –sobre lo cual le preguntó Hándal– y dijo que fue un grave error. “Afectaron negativamente al sistema, a las personas y a sus derechos”, dijo y sugirió que se hubiera aplicado una “modulación” del fallo, tomando en cuenta las circunstancias en función del país. Lovo Castelar había afirmado que hay que “sofrenar ese potro”, para ajustar aunque tampoco para desameritar los fallos de la Sala. En ese momento, aseguró que era cierto que los diputados suplentes no estaban siendo electos por el pueblo y les dijo:

Ustedes, sé que han sido muy bondadosos y los han estado contratando de asesores, pero esa no ha sido solución, por cierto, tienen demasiados asesores, señores, hay que también limpiar la casa”
José Luis Lovo Castelar
Candidato a la CSJ

Después de algunas preguntas, el coronel Antonio Almendáriz, diputado del Partido de Concertación Nacional (PCN):

–Yo no acostumbro esto, pero muchas veces la paciencia y hasta el cristiano tiene responder a lo que dijo Schafik, a eso que le llaman tiranía, en ese entonces, no había la corrupción de ahora.

Luego, continuó su pregunta sobre depuración judicial, a lo cual Lovo Castelar aseguró que la veía lenta y elogió la aplicación de la Ley de Extinción de Dominio. “En el interior de la Corte hay problemas de ese tipo, hay que manejarlo con prudencia y con inteligencia. Aquí en este país por $500 te mandan a matar, señores”, afirmó el abogado. Finalmente, el diputado no partidario Leonardo Bonilla opinó sobre las referencias que habían hecho sus colegas en torno al sistema vivido durante la guerra:

Quisiera lamentar que en estos debates surjan cuestionamientos entre las mismas fracciones, es lamentable que estemos siendo gobernados por los autores de la guerra, creo que las nuevas generaciones queremos olvidar la guerra y construir democracia”
Leonardo Bonilla
Diputado no partidario

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.