Cerrar [X]

Internacionales

Llega a Chile enviado del papa para investigar abusos

AFP

martes 20, febrero 2018 - 12:00 am

El obispo Charles Scicluna, arzobispo de Malta y considerado uno de los mayores expertos en pederastia, arribó ayer a Chile con la misión de investigar las acusaciones de encubrimiento de abusos sexuales por parte del obispo Juan Barros, informó la Iglesia católica.

El sábado, Scicluna recibió en Nueva York al periodista chileno Juan Carlos Cruz, una de las víctimas del influyente sacerdote chileno Fernando Karadima, condenado por el Vaticano por pederastia. El testimonio de Cruz se transformó así en el primero de una larga lista que el obispo recopilará durante su visita al país sudamericano.

Scicluna “realizará este encargo de escucha entre los días martes 20 y viernes 23 de febrero, en dependencias de la Nunciatura Apostólica en Chile”, señaló un comunicado difundido por la Conferencia Episcopal de Chile.

publicidad

Para facilitar los encuentros, se pidió a quienes solicitaron dar testimonio que hicieran “llegar previamente un relato por escrito que detalle los elementos que tienen interés en exponer durante la entrevista personal”, dijo la Nunciatura.

El papa Francisco decidió enviar al arzobispo de Malta a Chile para escuchar a quienes acusan a Barros de encubrir los abusos de Karadima entre los años 1980 y 1990. La decisión se produce a poco más de un mes de la visita del pontífice a Chile y Perú, donde despertó fuertes críticas por apoyar abiertamente a Barros.


El obispo chileno acompañó al papa en varias de sus apariciones públicas y recibió el respaldo del argentino, que calificó de “calumnias” las acusaciones en su contra, despertando el repudio de parte de la sociedad y en especial de las víctimas de pederastia.

Tras la polémica, el pontífice pidió “disculpas” a las víctimas de abusos sexuales por sus declaraciones a favor de Barros.

 

 

Abusos sexuales en Chile

En marzo de 2015, cuando el sacerdote Juan Barros fue nombrado obispo de la ciudad de Osorno, una multitud vestida de negro lo recibió al grito de “Barros, ¡fuera!”.

El religioso ha sido cuestionado por sus vínculos con el sacerdote Fernando Karadima, a quien tanto la justicia ordinaria como la eclesiástica consideraron responsable de abuso sexual de menores, perpetrados durante las décadas de 1980 y 1990. Karadima fue suspendido de por vida de sus funciones.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.