Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Lo humano: más allá de las cifras fiscales

jueves 3, diciembre 2015 - 12:00 am

Recientemente el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales –Icefi- publicó su análisis «Perfiles Macrofiscales de Centroamérica No. 5», dicho estudio expone la coyuntura sobre el desempeño de la política fiscal de los países de la región. Uno de los principales titulares en los medios fue “Centroamérica amenazada por déficit fiscal y baja recaudación”. Esto es parcialmente cierto, pues esconde los retos políticos, económicos y de bienestar social que la política fiscal centroamericana no ha podido solventar.

En Costa Rica las discusiones para una reforma fiscal siguen siendo el nudo gordiano. Durante el año existieron al menos cuatro propuestas de reformas; sin embargo, ninguna logró el consenso. Por lo tanto, las luces de alarma sobre su elevado déficit fiscal (-6.1% del PIB) seguirán encendidas; al mismo tiempo que el ascenso de su endeudamiento público seguirá repuntando, lo que convierte las finanzas del país en una bomba de tiempo.

Una política fiscal de sobrevivencia continúa siendo la mejor forma para referirse al desempeño de El Salvador. Las cifras arrojan la continuidad de los niveles de endeudamiento; mientras que las medidas aprobadas son únicamente un paliativo para la fragilidad de las finanzas públicas. Queda todavía pendiente una reforma fiscal integral. Y de nuevo se trasladó para el siguiente año la discusión sobre cómo solucionar el problema de la deuda previsional, la cual pone una presión sobre el endeudamiento por cerca de 12 % del PIB.

publicidad

Guatemala protagonizó uno de los escándalos de corrupción más sonados de la región en los últimos años. El caso de defraudación aduanera conocido como “La línea”, afectó en gran medida el desempeño del gobierno guatemalteco durante el presente año. Lo más lamentable de este caso fue el involucramiento del presidente y la vicepresidenta del país. En un país donde el único objetivo de la política fiscal es el mantenimiento de su estabilidad, siguen sin realizarse los cambios para dejar de ser el gobierno de Centroamérica con la menor participación en la economía de su país (12.9 % del PIB). Esto a costa de sacrificar una mejora en las condiciones de bienestar de su población.

Por otra parte, Honduras continúa disfrutando de la reforma fiscal realizada a inicios de 2014. Reforma que fue producto de las presiones del FMI, en donde su principal acción fue el aumento del impuesto sobre ventas del 12 % al 15 %. Si bien esto ha traído cierta sanidad y estabilidad a las finanzas públicas hondureñas, fue a costa de una regresividad en la política fiscal; dado que han sido las clases baja y media quienes han tenido que cargar con el peso de estos beneficios. Por lo tanto, quedan pendientes los esfuerzos para equiparar la balanza.


Nicaragua se ha convertido en el país con la mayor opacidad en el manejo de su política fiscal, las cifras del presente año nos muestran un mantenimiento en sus niveles de gasto e ingresos, con una leve reducción en su nivel de endeudamiento. Sin embargo, los crecientes niveles de deuda de Albanisa y la debilidad de su principal socio, Venezuela, hacen pensar en la posibilidad de dificultades fiscales en el mediano plazo.

Mientras que en Panamá la bonanza de crecimiento económico propiciada por la alta inversión pública en infraestructura está llegando a su fin. Esto se puede evidenciar en cómo las cifras de gasto de capital se han reducido un 45 % respecto al año anterior. Este resultado responde además a la transición de mando, en donde la nueva administración se encuentra realizando un reacomodo del programa de inversiones. Sin embargo, el mayor reto de los panameños sigue siendo la necesidad de hacer que los beneficios sean para las mayorías, dado que a pesar de su elevado crecimiento siguen siendo el país con la mayor desigualdad de la región.

Como podemos observar en su conjunto, Centroamérica se encuentra bajo una falsa calma generada por la búsqueda de la estabilidad fiscal, pero no podemos olvidar: detrás de los números se encuentran personas. Y al priorizar la estabilidad estamos sacrificando la búsqueda de mejoras en las condiciones de vida de los habitantes más desprotegidos de la región. Por eso es tan latente la necesidad de concertar pactos fiscales en nuestros países.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Las mentiras del socialismo (II)

El socialismo como lo conciben, está plagado de mentiras, contradicciones en los estilos de vida y ...

MÁS INFORMACIÓN
Lo que empieza mal… debe de terminar bien

El pasado domingo 26 de noviembre se realizaron las elecciones generales en la república de Honduras. …

MÁS INFORMACIÓN
Un cambio en la política exterior

La política exterior necesita un impulso transformador que la oriente a las necesidades de los ciudadanos. …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.