Cerrar [X]

Política

“Los crímenes contra los periodistas son crímenes contra la población”

Gerson Chávez

sábado 28, octubre 2017 - 12:02 am

José Luis Saca, presidente Asociación Internacional Radiodifusores (AIR)

José Luis Saca ha sido reelegido  como presidente de la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR) para el período 2017-2019. Dice sentir “un gran honor” y una “gran satisfacción” volver a ocupar el cargo de esa asociación, cuyo pilar fundamental es la defensa de la libertad de expresión. Argumenta que este derecho es fundamental para lograr sociedades democráticas y opina que en El Salvador ha habido intentos por limitar la libertad de expresión a través de proyectos de ley en la Asamblea Legislativa, pero que la población en general y las instituciones la han defendido.

 

publicidad

¿Qué representa para usted ser reelegido como presidente de la Asociación Internacional de Radiodifusores?

Es un gran honor y a la vez una gran satisfacción. Creo que es un espaldarazo al trabajo hecho estos dos años. Creo que han sido múltiples las tareas con los que hemos lidiado estos últimos dos años y realmente muy satisfecho realmente, muy honrado.


 

¿En qué áreas estuvo enfocado el trabajo realizado estos dos años en su presidencia de la AIR?

Sin duda alguna el pilar fundamental es la libertad de expresión, es algo que seguimos defendiendo en todo el continente y en todo el mundo.

De hecho, estamos en el proceso de reactivar junto con instituciones hermanas como la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa) lo que se conoce como Comité Coordinador de Organizaciones de Libertad de Prensa, estamos en esa actividad.

También el otro pilar fundamental que defiende la AIR es el espectro radioeléctrico. Es un único espectro otorgado a la radiodifusión y sabemos que el espectro radioeléctrico tiene múltiples usos, pero, con una salvedad, que el resto de servicios, llamémosle así, que ocupan el espectro radioeléctrico tienen otra porción del espectro donde poder transmitir, la radiodifusión pues (es) el único que tiene atribuido y eso pues ha sido una batalla que hemos dado y que realmente también la hemos venido ganando.

La otra batalla muy importante que está todavía en proceso es el reconocimiento de nuestros derechos, la información, los programas, los contenidos que se reciben a través de la radio y televisión de manera libre y gratuita, pero son de los radiodifusores que agarran todo este conjunto de programas o de elementos y los transforma en contenido para la audiencia. Ese es el otro frente que venimos batallando y que también lo venimos ganando bastante bien.

Faltan algunas gestiones ante la OMPI, la Organización Mundial de Propiedad Intelectual; pero yo siento que vamos avanzando también.

La AIR también pertenece a lo que se le conoce como las Uniones Mundiales de Radiodifusión. Estuve participando en la reunión de todos los secretarios generales. Ahí hay tanto radiodifusores privados como públicos, pero igual, nos unen los principios de libertad de expresión.

En este nuevo período que asumirá como presidente de AIR, ¿en qué áreas y cómo potenciará el trabajo de la AIR?

Sin duda, creo que lo principal que vamos a hacer es aprovechar la tecnología en favor de la radiodifusión y ponerla en favor de nuestras comunidades, de nuestra audiencia. No hay duda que vivimos una época que es bastante volátil, de mucha incertidumbre, altamente compleja también y hasta ambigua me atrevo a decir y que todo el mundo está híper conectado. Entonces, creo que es la oportunidad de aprovechar la tecnología en favor de la radiodifusión. Nada menos vengo de una conferencia de Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) donde lo que estábamos viendo era la importancia de lo que a mí me gusta denominar medios formales, es decir, aquellos tras de cada noticia y contenido hay un responsable; entonces, creo que eso hoy más que nunca en esta era tan hiperconectada es súper importante.

 

¿Cuál es la situación actual de la radiodifusión de manera general en América Latina y, en particular, en El Salvador?

Yo creo que la radiodifusión enfrenta hoy en día muchos retos. Creo que se está transformando. Creo que hemos, si hacemos un pequeño recuento de los más de 70 años que tiene la AIR, yo creo que está en una constante transformación.

En temas en cuanto a la libertad de expresión, lamentablemente hay regiones donde está mal, el caso de Venezuela es el caso más emblemático. Hemos hecho todo lo que ha estado a nuestro alcance, hemos hablado con el secretario general de la OEA (Organización de Estados Americanos, Luis Almagro), lo hemos apoyado, él es alguien que también quiere que en Venezuela regrese la democracia. Recordemos esto que es bien importante, hay una relación directa entre libertad de expresión y democracia. Y es ahí donde los medios de comunicación jugamos un rol fundamental. Las democracias funcionan cuando hay una independencia de poderes, cuando hay medios libres e independientes, y vemos que las sociedades que tienen libertad de expresión, libres e independientes son aquellas que más progresan y por ende tienen democracias más sólidas. En El Salvador, yo creo que ahí vamos. Yo creo que realmente hay que reconocer que existe una independencia de poderes aquí en el país, la gente se puede expresar.

Por supuesto, no es perfecto. Obviamente, de por sí la libertad de expresión no es perfecta, porque es ejercida por los seres humanos y los seres humanos somos imperfectos. Pero es mejor tener una libertad de expresión imperfecta que no tenerla.

De vez en cuando aparecen algunos proyectos o iniciativas de ley que libertad que sí atentan contra la libertad de expresión; pero, reitero, ahí es donde es de manifiesto la voluntad popular, que son los que eligen a las autoridades y las iniciativas que son nocivas a la libertad de expresión y a la democracia usualmente no pasan. Y creo que hay que reconocer algo, el año pasado se hizo una reforma a la Ley de Telecomunicaciones que esto vino en parte por un fallo de la Sala de lo Constitucional; además, eso está amarrrado a la independencia de poderes, muy importante y fue una reforma que pasó con todos los votos de los partidos. Fue una reforma altamente consensuada, muy bueno. Creo que ese es otro ejemplo bueno que cuando hay convergencia en los principios las cosas pueden ocurrir.

 

¿Cómo está la libertad de expresión en países cuyos gobiernos se han visto salpicados con actos de corrupción?

Lo que estamos viendo ahora es que la violencia y la impunidad en los crímenes contra los periodistas muchas veces está relacionado cuando está creciendo la corrupción, el narcotráfico y cuestiones similares. Los medios de comunicación juegan también un rol fiscalizador de la sociedad en general, no solo de los gobiernos. Entonces, los esfuerzos que están haciendo en conjunto con los Estados, porque le corresponde a los Estados garantizarle a los periodistas el poder libremente difundir la información, porque de esa manera le dan a la gente el acceso a la información, ciertos protocolos de seguridad para que puedan realmente hacer sus investigaciones, anonimato a la hora de hacer la investigación.

Algo que ha resultado muy bien como una mejor práctica es que una vez se tiene la noticia se difunda por todos los medios; entonces, ya no es un medio, ya no es una persona, entonces, es más difícil que el que ha hecho una investigación pueda sufrir un atentado. Creemos que de fondo la cuestión es que la impunidad y los crímenes contra los periodistas acabe. Reitero, la impunidad a todo nivel por cualquier crimen es mala. La particularidad es que en los crímenes contra los periodistas son crímenes contra la población, porque se les está cercenando su derecho a información.

 

¿Considera que en El Salvador se deberían crear protocolos para proteger a los periodistas?

Nada menos hace un par de meses hubo una reunión con la gente de Unesco y el Gobierno, a través del Viceministerio de Seguridad estuvo platicando al respecto. Uno de los problemas  más graves que estamos viendo es que ha habido alguna violencia contra los periodistas, lamentablemente, y algunos dicen ‘Bueno, pero, ¿esa violencia está relacionada a su tarea periodística o es lamentablemente también de violencia común’?, preguntan algunos. La verdad es que cuesta tanto diferenciar que al final caemos que eso es un tema más complejo que es ya de la seguridad en general. Estas tres cuestiones son mejores prácticas que hoy por hoy están funcionando en varios lados.

Hay ciertos protocolos, la noticia se difunde rápidamente por muchos medios de comunicación y se les respeta cuando son temas muy escabrosos, llamémosle así, el anonimato no solamente de la fuente, sino del periodista. Entonces, yo creo que esos protocolos también pueden funcionar aquí.

 

¿Estos protocolos deberían estar coordinados por el Gobierno en participación con periodistas y organizaciones?

Yo pensaría que sí, en conjunto con los periodistas que son los más afectados. Los medios de comunicación que también son afectados y el Gobierno es el que es el que imparte la ley. Entonces, yo creo que en conjunto se debe hacer.

 

¿Ve ataques o intentos de frenar la libertad de prensa, de información y de expresión en El Salvador?

Lo hemos visto en iniciativas de leyes, en proyectos. Nada aprobado; pero sí lo hemos visto en iniciativas. Hemos visto que algunas leyes que no van directamente relacionadas contra los medios de comunicación; pero, de manera periférica, llamémosle así, se quieren afectar.

Por ejemplo, y ya tiene ratos de estar ahí y reitero la importancia de la democracia, de la independencia de poderes, la ley de seguridad alimentaria, al menos en una de las versiones, llevaba un control de publicidad, cosa que es malo porque, primero, se le está violentando el derecho a la gente a saber, ¿cómo se va a comprar algo, un producto, un servicio, un bien si no sabe sus características?

Creer que los medios de comunicación tienen la culpa de cuestiones como la malnutrición o cuestiones relacionadas a la salud es equivocado. Si no, bastaría con no ver publicidad para rebajar y todos sabemos que no es cierto.

Ese tipo de iniciativas hay que tener mucho cuidado porque en el fondo lo que pueden hacer es socavar la independencia de los medios de comunicación. Sé que esa iniciativa no ha pasado, son de las observaciones que se han hecho claramente y esperemos que no pasen. La importancia de la sana discusión en las comisiones, la importancia de tomar en cuenta a todos los actores. En esa ocasión se le llamó a Asder (Asociación Salvadoreña de Radiodifusores) y dio su punto de vista y también otras gremiales. Es importante, la práctica de colaborar con todos los involucrados a la hora de gestionar o formar una ley.

 

¿Cuáles es la importancia de la radiodifusión para la población salvadoreña?

Es importantísima porque de una manera libre y gratuita reciben la información, entretenimiento. La radiodifusión juega un rol fundamental, en lo que yo le llamo de los medios formales, porque se sabe perfectamente bien quién le está dando la noticia, quién le está llevando la información.  Ahora, la radiodifusión no solamente está a través las ondas hertzianas para que lo pueda recibir de manera libre y gratuita. También hemos visto estudios de cómo la radiodifusión es consumida a través de los dispositivos móviles, algunos de manera libre y gratuita y otros que ocupan las aplicaciones a través de Internet. Entonces, la importancia es grande. Si la gente se quiere informar sigue siendo importantísima la información a través de la radio y la televisión como también ocupan otros medios formales donde hay un responsable detrás de la noticia. Los periódicos hacen una excelente labor también, Diario El Mundo, por ejemplo.

 

¿Qué opina de los candidatos de elección popular que emprenden ataques y hasta campañas en redes sociales contra los medios de comunicación?

Creo que es un error. Los gobernantes o los aspirantes a ser gobernantes deben ser altamente tolerantes con las críticas, deben comprender, que así como los artistas, por citar un ejemplo, tienen que tener un nivel de tolerancia mayor que la población en general, sobre todo la parte gobernante porque están administrando fondos públicos, fondos que supuestamente son de todos, especialmente de los contribuyentes. Entonces, es normal y deben de saber que van a estar sometidos al escrutinio público, deben ser tolerantes. La libertad de expresión es un derecho fundamental, tiene sus excepciones como todos los derechos, pero en general deben saber los que quieren aspirar a ser gobernantes que su nivel de tolerancia debe ser mucho mayor.

 

 

José Luis Saca

Fue electo presidente de la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR) para el período 2015-2017. Ha sido reelecto en el cargo para el período 2017-2019. La Asociación Internacional de Radiodifusores fue fundada en 1946. Es la organización más antigua de radiodifusores en permanente defensa de la libertad de expresión.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Cardenal pide a Sánchez Cerén abandonar discurso de odio

  El presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) llamó hoy al presidente Salvador …

MÁS INFORMACIÓN
Alto a la polarización

Salvadoreños de todos los sectores del país nos expresan Cómo afecta la polarización política a...

MÁS INFORMACIÓN
“Comunitarios somos todos”

Objeta un reparto del espacio radioeléctrico y señala que en el país hay bastante libertad de exp...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.