Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¡Los Estados Unidos de Trump inicia en caos!

Walter Monge-Cruz / Presidente Comisión Cívica Democrática / @waltermongecruz

Martes 31, Enero 2017 - 12:00 am

A una semana desde que Donald J. Trump fuese juramentado como el 45avo Presidente de los Estados Unidos de América, ¡el alba de su presidencia es un caos absoluto!

Las protestas hacia su presidencia iniciadas violentamente el día de su inauguración por grupos de ultra izquierda que vandalizaron el centro de Washington DC, continuaron de manera pacífica y sublime con la marcha de las mujeres en contra de su legitimidad como Presidente que cuantificó un grupo superior a los que presenciaron su juramentación y ha aumentado día a día en toda la nación en respuesta a cada una de sus 13 órdenes ejecutivas emitidas esta semana, hasta concluir este pasado fin de semana dentro de los aeropuertos más importantes del país, por el arresto y deportación inmediata de musulmanes, incluyendo residentes legales de este país, quienes son originarios de los siete países a los que Trump les ha prohibido el ingreso a Estados Unidos.

Trump ha iniciado su presidencia con un supremo afán de demostrar que cumplir sus promesas de campaña electoral es más importante que carecer de mandato presidencial, ya que no puede aceptar que la Secretaria de Estado, Hillary Clinton ganó el voto popular por tres millones de votos más que él. Y a la hora de su juramento presidencial menos personas lo presenciaron que el Presidente Obama y aún peor, la marcha de las mujeres reprochando su presidencia el día siguiente atrajo más personas que su juramentación.

publicidad

El caos de su presidencia inicia con su intención de abolir Obamacare en su primer día como presidente, aun cuando un audio difundido por un infiltrado en la convención republicana en Filadelfia, que incluye al vicepresidente Mike Pence, demuestra que los republicanos carecen de un plan alterno y amenazan con muerte a quienes dependen de asistencia médica al abolirlo. Luego explota con el Presidente de México cancelando una visita a la Casa Blanca, debido a la exigencia de Trump para que México pague por la construcción de una muralla fronteriza que a todas luces muestra que los contribuyentes y consumidores estadounidenses terminarán pagando, debido a la renuencia mexicana de hacerlo, y finaliza con la prohibición de musulmanes al país que históricamente destruye el espíritu de una América que respeta la religión por mandato constitucional.

Los Estados Unidos de Trump, hace una semana dejó de ser el país del sueño americano, y es ahora la pesadilla del mundo que un impopular presidente con un mensaje populista ha hecho brotar del estadounidense con poca educación, común y corriente lo peor de su ser.


El caos mundial de la era Trump apenas inicia, la guerra civil política que adviene al país por las políticas públicas Trumpistas es innegable, así como también la guerra armamentista mundial por Israel, Irak e Irán, la cual iniciará con la nueva embajada estadounidense en Jerusalén, que será proclamada en los próximos días. La guerra religiosa inició este pasado fin de semana con Estado Unidos prohibiendo la entrada al país de musulmanes, grupos terroristas como Al-qaeda, o Isis, utilizarán este momento para justificar la guerra religiosa en contra de Estados Unidos.

China y Rusia, sin duda se frotan las manos con las acciones de nuestro presidente, porque ahora China tendrá una segunda muralla, pero en América y que Trump pagará brindándoles más negocios en México, y el presidente ruso Vladimir Putin tendrá influencia sin fin en la Casa Blanca.

Sin duda, Estados Unidos dejó de ser lo que era hace una semana, y el mundo está por cambiar como lo hará este país.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.