Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Los políticos y la libertad de expresión

Dr. Mauricio E. Colorado / Abogado

lunes 8, enero 2018 - 12:00 am

Desde hace mucho tiempo se escuchan historias de diferentes políticos que trastocan las normas éticas que regulan la conducta del ser humano, y que, por ser cometidas por personajes que ocupan cargos de relativa importancia, trascienden al público como actos que deberían provocar verdadera vergüenza en quienes se exhiben de forma tan prepotente y grosera, únicamente por no referirse al aludido con adulación y lisonjas, aunque no se las merezcan.

Recientemente hemos conocido el caso de un presentador de conocido programa  de respetado canal de televisión que, según decires, se ha llegado al extremo de suspender al titular por presiones políticas de un personaje que no ha destacado por su honorabilidad ni capacidad en sus funciones, sino más bien por su habilidad en los manejos poco transparentes de los asuntos del Estado.

A los salvadoreños no nos preocupa (no mucho por lo menos, porque ya conocemos el nivel cultural y moral de nuestros políticos) las negociaciones que el día a día se celebran a cualquier nivel político, como si nos causa tremenda angustia que los medios de comunicación, guarden silencio sobre el abuso que tal o cual funcionario, de cualquier órgano del estado, o partido político, pueda ejercer acciones de prepotencia que sin llegar a ser delito  se enmarquen dentro de una conducta que no sea permitida por una sociedad que se precie de ser moderna e independiente.

publicidad

Sabemos que  en nuestro país existe una legislación que protege la libertad de expresión y la libertad de prensa, y también sabemos de una asociación de periodistas que  defiende el periodismo y sus principios cuando personajes prepotentes pretenden imponer su poder sobre personas, medios e instituciones, irrespetando con sus acciones, principios del periodismo que se suponían ya superados de mucho tiempo atrás, en épocas de gobiernos de facto ya desvencijados por la historia.

Desconocemos hasta donde sea verdad la versión que circula en las calles  sobre lo sucedido en el caso del presentador del interesante programa que ha sido sustituido en el fin de año, pero sí podemos adelantar que si los medios y la asociación de periodistas ceden a la presión de los políticos, los tantos esfuerzos realizados durante tantos años por tantas personas durante tanto tiempo serán echados por tierra inmisericordemente, por personajes que no mantienen calidad moral para realizar tal hecho, tomando en cuenta que incluso se encuentran cuestionados por autoridades de cuentas, sobre patrimonios no justificados legalmente. En nuestro país, las cosas están cambiando porque la justicia tiene bajo la lupa a exfuncionarios que antes ni siquiera soñaba con investigar, ni siquiera con procesar. Muchos ciudadanos tienen fe de que las cosas cambiarán en el futuro y que la corrupción irá de mengua en un futuro próximo.


En la actualidad, se está forjando la lucha por colocar nuevos funcionarios en los puestos claves. Diputados y alcaldes serán cambiados en los próximos meses y el pueblo tendrá la oportunidad de liberarse de personajes que han hecho mucho daño al país. El pueblo no debe desaprovechar la oportunidad de escoger a personas probas para ejercer estos cargos. Pero por ahora, el reto ha caído sobre el sector del periodismo, el cual no deja de ser un elemento que se conoce como el “cuarto poder” porque, ejercido con prudencia y moderación, se convierte en un poder real, que puede llegar a someter a todos los poderes del Estado.

Las elecciones de marzo serán vitales para el futuro de nuestro país, pero el apoyo de los periodistas, los medios, los editoriales, los artículos de opinión, los programas de libre expresión, etc. Son los medios que abrirán los ojos y los oídos de los votantes y electores, y a la larga, de quienes escogerán a sus gobernantes. Los salvadoreños debemos rechazar los abusos de políticos abusivos que pretendan dominar con matonerías la libre expresión del pensamiento. Ese es un derecho Constitucional que debemos defender.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.