Cerrar [X]

Nacionales

Malos métodos docentes provocan estudiantes reprobados

Yessica Espinoza

sábado 25, febrero 2017 - 12:02 am

Memorización mecánica de temas y dictados continuos forman parte de una enseñanza que el experto en educación Paulo Freire, definió  en su libro “La Pedagogía del oprimido” como la enseñanza bancaria. Es decir, el maestro se enfoca en impartir contenidos y los estudiantes solo absorben y aceptan el monopolio de enseñanza del maestro.

Así definen dos expertos salvadoreños las metodologías de enseñanza de los maestros en las escuelas del sistema educativo del país.

Contrario a desarrollar el conocimiento, las habilidades y destrezas de los estudiantes, las metodologías desfasadas están causando resultados negativos en el desempeño académico y en la salud socioemocional de los mismos, según la psicóloga educativa, Margarita Pineda.

publicidad

Bajo esta concepción, Rafael Góchez, maestro del colegio Externado San José explicó que a partir de la reforma educativa de 1998, “teóricamente” se determinó que las instituciones educativas “no trabajarían contenido sin relevancia para la vida de los estudiantes”, es decir, contenido que no desarrolle sus destrezas y habilidades.

“El enfoque actual es: desarrollemos competencias o habilidades para la vida, o sea, habilidades de comunicación, de razonamiento, de conocimiento del entorno inmediato, en teoría, pero el problema es que el sector docente todavía está aislado en la educación bancaria”, señaló.


El problema, según Góchez, es que la planta docente rechaza los cambios y por tanto no adopta nuevas metodologías de trabajo que motiven a los estudiantes.

“Todo comienza en la capacitación docente, en el cambio de paradigma de los profesores, pero se dice que uno de los sectores más resistentes a los cambios de paradigmas es el sector docente”, acotó.

 

Maestros sin vocación

Para Pineda, no solo tiene que ver la metodología que aplique el docente, sino cómo la aplicará, y es en ese punto donde juega un papel importante la vocación de un verdadero maestro, según la experta.

“La carrera docente para mí es la carrera medular de cualquier sociedad; si un educador está bien formado va a dar producto su labor docente”, explicó, tras opinar que en el nivel superior de educación deberían de existir más filtros al momento de admitir a los aspirantes a la carrera de la docencia, pues no se trata de una carrera “fácil”.

Ejemplificó que muchos optan por un profesorado como carrera universitaria, porque tienen la oportunidad de ingresar al mercado laboral en un corto tiempo.

El viceministro de Educación, Francisco Castaneda, reveló la primer semana de febrero que el examen socio emocional que se aplicó el año pasado en la PAES, arrojó que los estudiantes tienen poco deseo por trabajar en equipo y alcanzar sus metas. “Poca disposición para el trabajo colectivo es una debilidad que recogimos y también poco deseo por alcanzar sus metas”, reveló.

Ante este resultado, la psicóloga Pineda afirmó que el sistema educativo “siempre ha sido individualista”, pues no se han hecho esfuerzos por incluir metodologías de trabajo colectivo en los salones de clase.

“Para nuevas técnicas de trabajo en equipo, se requiere primero que el personal esté entrenado; segundo, que se trabaje con el padre de familia, y tercero, que la metodología que se lleve a cabo dentro del aula esté encaminada, orientada y dirigida hacia el trabajo colectivo”, explicó.

“La falta de liderazgo da como resultado la mala organización del grupo y los conflictos constantes”, dijo Góchez, tras explicar que hay estudiantes que tienen “ideas erróneas” en el liderazgo al creer que son ellos los que “mandan”. Agregó que es ahí donde el docente debe intervenir para organizar, correctamente, los equipos para que haya “igualdad de oportunidades” entre los alumnos.

Ambos profesionales coinciden en que es la metodología docente la que no motiva a los estudiantes a aspirar a cumplir sus metas profesionales, puesto que el sistema educativo no desarrolla sus habilidades al estar estancado en la educación bancaria. “Eso es lo que tiene que ver en que los jóvenes no sientan motivación porque la escuela no les ofrece algo distinto, algo motivador”, lamentó Góchez.

Pineda aseguró que los estudiantes no aspiran a una carrera universitaria porque en el país no hay oportunidades laborales. “El mismo sistema educativo no les permite a los niños y jóvenes tener esa ilusión de lograr metas porque no hay fuentes de trabajo, entonces por qué me voy a esforzar si después no sé que voy a hacer”, dijo.

Todos estos factores inciden en el desempeño académico y socioemocional de los estudiantes; es por ello que “la capacitación docente y cambio de actitud son fundamentales”, para Góchez, en el sentido de aplicar nuevas metodologías de enseñanza, es decir, “con nuevas estrategias educativas en donde la educación sea algo alegre, que motive y sea el maestro quien motive al estudiante”, agregó Pineda.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.