Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Manejar correctamente es castigado

Gabriela Melara / Periodista

miércoles 28, diciembre 2016 - 12:00 am

Diciembre, muchos dicen es época de “reflexión y de compartir”, pero, al momento de manejar es de decir, ¡Bienvenida intolerancia! y no, no es un mensaje pagado por una compañía de telecomunicaciones.

El Salvador es uno de los lugares del mundo donde por cumplir las reglas de tránsito mandan saludos a tu madre o te gritan de ventana a ventana y no precisamente piropos, incluso, si una mujer es la que va ante el volante la cosa es peor, en algunos casos, porque hay hombres que se aprovechan de eso y, quizá, para sentirse “machos”.

Conducir en El Salvador es una lucha constante con uno mismo, porque cuando se decide aplicar las Leyes de Tránsito, tal cual lo enseñan en la escuela de manejo o lo indican las mismas señales, hay una voz interior que le dice: “No lo hagas”, por qué, porque cuando uno se vuelve respetuoso de las mismas los conductores de los otros vehículos se vuelven en tu contra y parece que el hacer las cosas mal es lo que todos debemos hacer.

publicidad

Por ejemplo, si el tráfico está detenido y dejas el espacio para no bloquear una intersección, no faltará aquel conductor que olvida la cortesía y, por si fuera poco, te pita tres veces, te hace miradas por el retrovisor o “te echa el carro”, como se dice en El Salvador.

Incluso, aunque haya gestores de tráfico en algunas intersecciones, no faltará aquel automovilista que decida llevárselas de “Rey o Reina” y se pasará a la autoridad y le importa poco la vida del que indica un alto en el momento, lo que interesa es pasar, aunque, créanlo, no avanzarán 10 kilómetros por esa “mágica maniobra”.


Otro caso es al transitar por redondeles, los que llevan el paso son aquellos que ha van en los carriles del mismo, pero, a veces, cumplen “tan bien la ley”, que terminan bloqueando pasos, ya que, aunque no avancen, deciden bloquear intersecciones,  caso recurrente el redondel Constitución, “La Chulona”.

La cortesía no es cuestión de época del año, no es cosa de cómo amanecí o de lugar geográfico, porque muchos de estos conductores manejan bien si visitan otro país, como Estados Unidos, pero, ¿por qué acá no?… Es cuestión de educación, simplemente.

¡ALGO IMPORTANTE!, cuando hay una doble línea amarilla es sinónimo de no girar.

Ver tanta intolerancia, giros no permitidos y hasta bordes, como los que hay en la zona de Masferrer, para impedir el paso golpeados o movidos por automovilistas que, por h…s quieren cruzar donde no es permitido,  pienso, ¿por qué te hacen estudiar las leyes de Tránsito y es obligación pasar dos exámenes teóricos para la licencia, si cuando vas a la calle todos te indican que lo bueno es malo?… En fin, hagamos la diferencia, se puede, solo soportemos a los malos, imprudentes y “abusivos” conductores e indiquemos el camino del bien.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.