Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Mucho cuidado con las redes sociales

Jaime Ulises Marinero / Periodista

lunes 30, abril 2018 - 12:00 am

Las redes sociales llegaron para quedarse, seguramente para siempre. Ahora se dice que los  nuevos analfabetas son quienes por cualquier circunstancia se privan de hacer uso de las redes sociales. Hasta el Papa Francisco es asiduo de estas formas de comunicación. Un amigo, el psicólogo Marvin Osmín Portán, me decía que no andar teléfono celular con conexión a redes es como andar casi desnudo, porque la persona se siente incompleta o desconectada de su entorno local e inclusive mundial, en todos los ámbitos.

En nuestras cuentas de redes andamos tal cantidad de información que cualquiera nos puede analizar cómo somos, con solo ver nuestros perfiles o leer nuestros contenidos. Las redes sociales son una necesidad que en sociedades como la nuestra se convierten en una necesidad cotidiana y a veces elemental. Algunos por la naturaleza de nuestro trabajo estamos obligados a estar conectados con el ciberespacio

Por lo anterior debemos ser muy responsables con el uso y manejo que hagamos de nuestras redes. Por mi trabajo en los centros judiciales del país me doy cuenta que a diario se realizan audiencias y juicios en los que la víctima tuvo algún contacto con su victimario a través de las redes. Muchas jovencitas han sido violadas o fueron desaparecidas por personas a las que conocieron a través de redes. Incluso hay víctimas mortales. Muchas extorsiones, estafas, secuestros y otros delitos se fraguaron por el conocimiento o el contacto que tuvo el delincuente sobre su víctima a través de las redes. Hay personas que publican al pie de la letra todo lo que hacen, tienen o conviven a diario. Se exponen públicamente y arrastran a hijos, padres, parejas, etc.

publicidad

Hasta ahora se desconoce el paradero de dos jovencitas de un municipio ahuachapaneco, quienes quedaron de encontrarse con un amigo al que conocieron a través de facebook. El tipo se hacía pasar por un joven apuesto y para ello había colocado imágenes de un muchacho argentino. Allá por 2011 las dos  adolescentes de 16 y 17 años fueron citadas a un parque, en donde según testigos las subieron a una camioneta y nunca más se supo de ellas.

Los usuarios de las redes sociales deben saber que más de 90 % de las cuentas de las redes sociales son falsas y que tras muchas cuentas se esconden peligrosos delincuentes o personas mal intencionadas. Una amiga se jactaba de tener amigos de India, Arabia Saudita, Indonesia, China, Brasil, Egipto, Francia y muchos otros países, pero resulta que hablaban perfecto el español y que cuando se iba a ver las localizaciones y las diferencias horarias, todos estaban en El Salvador. Eran cuentas falsas de personas que tenían toda su información.


Los niños y adolescentes son los más proclives a ser víctimas, pero también la gente adulta que todo lo suben para todo público, de tal manera que cualquiera puede tomar sus datos y sus fotografías y hacer cuentas falsas a su nombre. Un amigo que trabaja en el centro de informática del Órgano Judicial de México, me contaba que en ese país está en aumento la tendencia de divorcios motivados por infidelidad descubierta a través de las redes. En el país, según algunos jueces de familia, la tendencia también es alta. Las personas deben saber que todo lo que se publica en las redes, aunque se borre de inmediato queda la huella y que mediante mecanismos cibernéticos es posible volverlos a ver. Por ejemplo, si una persona amenaza a través de messenger a otra, aunque lo borre al instante ahí quedó el mensaje y en una investigación judicial se descubre todo.

En las redes se debe de publicar información o imágenes de las que luego no nos arrepintamos. No debemos exponer a nuestros hijos, padres, hermanos y otros. Debemos publicar solo para nuestros amigos y aceptar como amigos solo a quienes conocemos en persona o tienen algún ligamen profesional, familiar o afinidad alguna. Por ningún motivo debemos aceptar a personas sospechosas, a “amigos” de nuestros “amigos”, a quienes no están debidamente identificados o aquellas que nos dan seguimiento o hace preguntas en exceso impertinentes. Los usuarios de las redes no deben darse por satisfechos solo porque alguien les dijo que es guapa (o) o les ofreció un negocio fácil. Tras las redes se ocultan todo tipo de delincuentes. Algunos sanguinarios.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.