Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Nuevo escenario político regional

jueves 19, febrero 2015 - 6:21 pm

El escenario político nacional está marcado por la pugna política en elecciones de diputados al Parlacen y  Asamblea Legislativa, alcaldes y concejos municipales, magistrados de la Corte Suprema de Justicia y miembros del Concejo Nacional de la Judicatura, en torno a los cuales se debaten ideas y propuestas locales.

Los juristas dan seguimiento a los acontecimientos políticos y sociales internos y externos, que configuran la base material del derecho constitucional; el estudio del campo internacional es por ende de interés crucial, particularmente en aquello que puede afectar al país.

El Gral. Levyn Andrade, en ponencia ante el IIDC,  expuso que China será la primera potencia militar y económica a mediados del presente siglo, según estadísticas, cuadros comparativos y proyecciones económicas, e incrementará en forma notable sus gastos militares; en tanto el rol de los Estados Unidos como primera potencia, podrá ser debilitado por la ingente ofensiva China, que penetra en todo el mundo como un gigante comercial y político. No desconoce que otros países disponen de armamento nuclear y contraponen sus influencias económicas.

publicidad

En el mundo está presente el fantasma de la pugna nuclear, los sistemas de defensa antimisiles, el terrorismo, las políticas petroleras, la ampliación de la OTAN en Europa, las luchas en el Medio Oriente y Ucrania, y el aventurerismo militar ruso y norteamericano, que acá se observan con limitado interés, no así las confrontaciones regionales, especialmente los casos de Venezuela, Cuba y Centroamérica, que gozan de marcada atención por nuestros avezados analistas políticos.

Ocurre que la presencia china y rusa en Centroamérica se potencializa con la construcción del Canal Interoceánico de Nicaragua, que se afirma será la obra de infraestructura más grande jamás construida, con financiamiento de China, tres veces mayor que el Canal de Panamá; dispondrá de dispositivos de defensa militar ruso. El canal dispondrá de una vía acuática de 278 kilómetros, y se emplearán 50,000 obreros;  el proyecto contempla puertos en el Pacífico y el Caribe, aeropuertos, complejos turísticos, etc. Habrá una transformación política relevante que moverá el centro de influencias y poder regionales hacia Managua. La concesión de administración del Canal será por 50 años y los sistemas de seguridad contendrán  sofisticado material bélico.


En pocas palabras, la presencia chino-rusa en Centro América, tanto en lo económico como en lo militar, es inminente, pero, además las inversiones en Nicaragua se extenderán hacia los otros países del istmo, como ya está ocurriendo: en el caso de El Salvador, hubo una reciente visita del Citic Group, poderosa multinacional china para conocer proyectos potenciales, incluyendo los del Golfo de Fonseca, entre otros objeto de cuantiosas inversiones .

El Gobierno salvadoreño pareciera se maneja hábilmente, pues tiene abierta su política exterior a las nuevas relaciones diplomáticas sin disminuir vínculos con Estados Unidos, que son vitales. Hay lazos de todo género con el gigante del norte, incluso demográficos, más ahora  que se apresta a respaldar magnas obras en el país, como es el desarrollo del litoral, y a brindar apoyo a una política de seguridad interna. Esperamos el proyecto de Giulianni. El  proyecto “Alianza para la Prosperidad”, beneficiará a los tres países del triángulo norte de la región, a corto plazo. A la par, las Naciones Unidas han manifestado renovado interés en Centroamérica y la cooperación europea es considerable.

Es una lucha de influencias. Lo curioso es que nuestro país está vinculado irremediablemente a los Estados Unidos de América;  empero, por paradoja, el Gobierno del FMLN se vincula ideológicamente con Nicaragua, Cuba y Venezuela. Tiene su corazón en La Habana.

El Salvador despliega la bandera de la integración con Nicaragua y Honduras a partir de la Declaración de Managua. El Presidente de Honduras ha visitado recientemente El Salvador, enfatizando los méritos de los lazos con los países hermanos. Honduras busca afianzar el respaldo de los Estados Unidos y de las Naciones Unidas para su política territorial hacia el Pacífico.

Se estima que la creciente ayuda norteamericana se contrapone a la presencia china y rusa en Centroamérica. Un nuevo escenario de confrontación internacional se perfila en Centroamérica. El Gral. Levyn Andrade manifestó “los dos tigres están encima del Golfo de Fonseca”, no refiriéndose a Honduras y a El Salvador, sino que a Estados Unidos y China.

Hace 100 años, en vísperas de la Primera Guerra Mundial, Estados Unidos pretendió  instalar una base militar en el Golfo; El Salvador se opuso y logró frenar el intento por medio de la teoría del Condominio, en disputa judicial ante la Corte Centroamericana de Justicia. Pasada una centuria, frente a las anunciadas bases militares rusas en Nicaragua, no hay diseño de oposición. Más bien, se considera que habrá beneficios con el incremento del turismo chino y de la economía nicaragüense.

Tendremos que aprender a vivir en un nuevo escenario político regional de confrontación entre las grandes potencias, buscando la unidad centroamericana.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.