Cerrar [X]

Buenos Días

Pandilleros infiltrados ¿Y la inteligencia?

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

jueves 11, mayo 2017 - 12:00 am

Las infiltraciones de las pandillas en las filas de la Fuerza Armada, la Policía Nacional Civil o la Academia Nacional de Seguridad Pública, que han sido denunciadas y confirmadas por esas mismas autoridades, son hechos que deben preocuparnos de manera muy seria.

No solo es que las pandillas han sido tan audaces para hacerlo, para introducirse hasta el mismo despacho del ministro de Defensa a través de un ordenanza-pandillero, sino que esto nos demuestra la escasa o nula inteligencia o contra inteligencia que tiene nuestro sistema de seguridad nacional.

Uno de los problemas es que históricamente la inteligencia no ha tenido el profesionalismo, ni los recursos ni las herramientas para ejercer su labor. En muchos casos, la inteligencia solo ha servido para espiar adversarios políticos, incluyendo su vida privada, pero jamás para hacer una operación efectiva contra las bandas delincuenciales. Los micrófonos aparecidos en las gremiales es un buen ejemplo de ello.

publicidad

Esas mismas bandas se infiltran y parecen tener mejor sistema de control e inteligencia sobre las autoridades que las mismas autoridades con todos sus recursos, sobre ellos. Así se explica que el control territorial sea tan eficiente de parte de las pandillas y sean capaces de penetrar cualquier entidad sin empacho alguno.

Por supuesto, no veremos ninguna corrección en el futuro inmediato. Hemos visto que estos gobiernos lejos de cambiar a funcionarios que no ejercen su labor, los protegen y defienden hasta el final, de manera que la posibilidad de mayores infiltraciones seguirá existiendo. Si ya vimos problemas en las campañas electorales anteriores con las pandillas, lo que viene puede ser aún peor.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.