Cerrar [X]

Sin categoría

Partidos políticos abiertos a buscar segundo acuerdo

Gerson Chávez

sábado 14, enero 2017 - 12:03 am

Un cuarto de siglo se cumple el lunes desde la firma del Acuerdo de Paz que puso fin al conflicto armado entre el Gobierno de turno y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), convertido hoy en partido político y por cumplir ocho años al frente del Ejecutivo.

El acuerdo de paz no solo puso fin al conflicto. También modificó profundamente a la Fuerza Armada, el sistema electoral, y el sistema judicial y de derechos humanos.

Luego de 25 años del acuerdo, el Gobierno solicitó en noviembre de 2016 el nombramiento de un facilitador al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), quien nombró a una persona extranjera para que busque con los actores salvadoreños una segunda generación de acuerdos que resuelva los nuevos problemas que el país enfrenta.

publicidad

Igual que hace 25 años, la ONU promete verificar nuevamente las negociaciones entre actores de El Salvador. En 1990 y 1991, el secretario de la ONU de entonces, Javier Pérez de Cuéllar, había nombrado al peruano Álvaro de Soto como facilitador.

Hoy, las tres principales fuerzas políticas del país, ARENA, FMLN y GANA, ven la necesidad de encontrar consensos y dejan la puerta abierta a estos acuerdos de segunda generación.


Con sus 35 diputados, ARENA es el principal partido de oposición del país y, aunque por el momento se ha levantado de la mesa fiscal para presionar al Gobierno a cumplir compromisos fiscales, no se resiste a formar parte de un segundo acuerdo. La subjefa de la fracción de ARENA, Milena Calderón de Escalón, sostiene que todo acuerdo que se pretenda lograr debe estar al margen de la “politiquería” y pide y que éstos no sirvan “solo para hacer imagen política”, sino que invita a tener “una visión de país para buscarle solución a los graves problemas que se viven”.

La diputada de derecha planteó que la educación debería ser uno de los temas para discutir, porque lo considera un eje primordial de desarrollo del país. “Tenemos una educación deficiente  y es donde hace falta trabajar”, señala. Un segundo tema sugerido por el partido es la búsqueda de solución a la ola de violencia. “El país está viviendo una situación de delincuencia, de falta de valores, de malos servicios públicos en salud. Debemos dialogar con una visión totalmente de país”, expresó.

El jefe de fracción de este instituto político, Alberto Romero, explica que la última palabra para integrar o no este diálogo es del Consejo Ejecutivo Nacional de ARENA (Coena). El vicepresidente de Ideología del Coena, Rolando Alvarenga, no confirmó si el partido ya ha sido invitado formalmente por el Gobierno para trabajar en los acuerdos de segunda generación.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, anunciará el lunes el nombre de la persona que verificará el cumplimiento del acuerdo luego de mediar entre actores políticos y sociales.

Con sus 31 diputados, el FMLN es la segunda fuerza política en el país. El diputado del FMLN y miembro de la Comisión Política del partido, Santiago Flores, defiende el trabajo del Gobierno y señala que siempre ha estado abierto a encontrar acuerdos. “El Gobierno siempre ha mostrado la voluntad de buscar la negociación y acuerdos”, argumenta. Sugiere buscar soluciones de problemas económicos y sobre la seguridad. La excomandante de la guerrilla y firmante de los Acuerdos de Paz, ahora diputada Nidia Díaz, reitera que los esfuerzos deben ir enfocados en mejorar la seguridad.

Con sus 11 diputados, GANA es la tercera fuerza política en el país. El jefe de fracción, Guadalupe Vásquez, dice que el partido “está dipuesto” a respaldar las iniciativas que busquen resolver los problemas sociales. “Primero, la crisis fiscal, es el punto principal que debe ser abordado”, comentó. Aclaró que todavía no han recibido la petición del Gobierno para participar en los acuerdos de segunda generación. “Oficialmente no tenemos ninguna convocatoria, pero en el momento en que se haga vamos a asistir”, dijo el jefe de fracción del GANA. Guillermo Gallegos, de este partido formado luego de una escisión de ARENA en 2009; coincide con el FMLN que “definitivamente seguridad y economía deben ser el objetivo de unos acuerdos para lograr la paz social”.

 

Condiciones sugeridas por partidos

 

Madurez

El partido ARENA dice que debe haber madurez de todos los actores políticos para lograr acuerdos de segunda generación. Llama a tener tolerancia política y respeto a las opiniones y propuestas.

 

Sin pausas

El FMLN lama a darle cumplimiento a todos los acuerdos. Puntualmente, llama al partido ARENA a no poner en “pausa” ni “suspender”  las negociaciones en caso acepte participar en la discusión.

 

A todos y que cumplan

El partido GANA dice que los acuerdos de segunda generación deben incluir a todos los sectores de la sociedad salvadoreña. Solicita que los actores que participan cumplan con los acuerdos que se alcancen.

 

 

¿Cómo han sido los intentos de pactos en el país?

 

En El Salvador ha habido esfuerzos de varios sectores por construir agendas de nación de largo plazo u otros por iniciar diálogos políticos. En algunos ha habido propuestas escritas como frutos; otros se han dejado a medias por acusaciones de incumplimientos de acuerdos por una de las partes. Ninguno ha tenido un facilitador internacional asignado especialmente para verificar el acuerdo y su cumplimiento.

 

El pacto de San Andrés [1995]

Fue suscrito en mayo de 1995 entre el extinto Partido Demócrata (PD) con el partido ARENA, durante la gestión del entonces presidente, Armando Calderón Sol. El PD estaba liderado en ese momento por el excomandante de la guerrilla, Joaquín Villalobos. Los acuerdos entre el PD y ARENA permitieron incrementar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y llevarlo al 13 %, tal como se aplica en la actualidad. Entre los compromisos políticos del pacto estaba trabajar en el tema de seguridad y garantizar el respeto al libre mercado, respeto a la propiedad privada y al Estado de Derecho.

Planteaba la inversión en temas medio ambientales y la garantía de la participación de todos los actores sociales en temas de nación. El pacto llegó a su fin luego que la dirigencia del PD acusara a ARENA de incumplir los acuerdos.

 

La Comisión Nacional de Desarrollo [1997]

Fue creada en 1997 durante la administración del presidente de la República, Armando Calderón Sol. Tenía como propósito crear una línea estratégica de desarrollo e incluyó a todos los sectores de la población en su elaboración. “Bases para Plan de Nación” fue el nombre del plan de trabajo que presentó la comisión a la sociedad salvadoreña y le apostaba al tema de la educación. Esta comisión concibió la idea de construir la carretera Longitudinal del Norte, la cual vio la luz hasta la presidencia de Elías Antonio Saca, y del Puerto La Unión como polo de desarrollo, que no tuvo el desarrollo que se proyectó.

El trabajo de la Comisión Nacional de Desarrollo (CND) llegó a su fin con Mauricio Funes, primer presidente de corte izquierdista en ocupar el Ejecutivo. El trabajo que hacía esta comisión pasó a la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia.

 

 

El pacto de Ataco [2015]

Fue firmado el 28 de agosto de 2015 en Concepción de Ataco, Ahuachapán, por todos los partidos representados en la Asamblea Legislativa. Tenía como propósito desarrollar una agenda para discutir temas de nación y algunos temas coyunturales, bajo la intermediación de representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Organización de los Estados Americanos (OEA) en El Salvador. Entre otros, acordaron una agenda general sobre seguridad, crecimiento económico con inclusión, finanzas públicas. Uno de los acuerdos firmados por el presidente de ARENA fue sugerir a la Sala de lo Constitucional que agilizara su resolución sobre la inconstitucionalidad en la autorización legislativa de $900 millones en títulos valores. Diputados de ARENA se mostraron en contra. A algunos acuerdos se les dio seguimiento, como la ley para una rehabilitación.

 

 

Cuatro mesas clave: fiscal, económica, café y pensiones

En febrero de 2015, el Gobierno del FMLN solicitó la aprobación de $1,200 millones en títulos valores para pagar la deuda a corto plazo de ese año y cancelar deuda con los proveedores. ARENA, principal partido de oposición, condicionó sus 35 votos –indispensables para aprobar deuda que requiere 56– a cambio de que el Gobierno se comprometiera a discutir y aprobar la Ley de Responsabilidad Fiscal y reducir el gasto corriente. El Gobierno estuvo por caer en impago cuando advirtió que en octubre se vencían Certificados de Inversión Previsional (CIP) emitidos por el Estado y comprados, por ley, con fondos de ahorros de pensiones. El impago puso en el debate el desequilibrio fiscal estructural salvadoreño, año tras año. Eso dio paso a la creación de mesas de negociación: fiscal, económica, café y pensiones, que nunca se instaló. La mesa fiscal logró un acuerdo el 10 de noviembre de 2015: emitir $550 millones de los $1,200 millones y aprobar una ley que obliga a reducir el déficit fiscal en 3 % del PIB en tres años desde enero de 2017. ARENA anunció que, mientras el Gobierno no cumpla, no asistirá a las mesas.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Fallece expresidente Armando Calderón Sol

El expresidente Armando Calderón Sol, que gobernó el país entre 1994 y 1999, y quien dirigió …

MÁS INFORMACIÓN
Gobierno crea comisión para buscar desaparecidos

En el aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, diversas organizaciones pidieron al Gobierno l...

MÁS INFORMACIÓN
“Que (militares) nos digan: aquí enterramos a varios”

Guadalupe viuda de Mejía, quien es presidenta del Comité de Familiares de Víctimas de violaciones a …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.