Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Política norteamericana para El Salvador

Roberto Cañas López / Académico, firmante de los Acuerdos de Paz

miércoles 10, mayo 2017 - 12:00 am

Las naciones no tienen amigos solo intereses, y el interés de los Estados Unidos en esta parte del planeta Tierra es su seguridad nacional. Han pasado un poco más de cien días de la llegada de Donald Trump a la presidencia y ya es posible delinear cual es la política de la administración norteamericana para El Salvador y el Triángulo Norte.

Es una estrategia que ya se ha desarrollado, pero que recibirá mayor impulso en el futuro inmediato orientada a la seguridad de la frontera sur de Norteamérica, se trata de: frenar el flujo de migrantes, combatir el tráfico de drogas, el crimen organizado, especialmente el lavado de dinero, y luchar en contra de la corrupción.

La política para esta parte de Centroamérica no se hace en el Departamento de Estado, se hace, hoy por hoy, en el Departamento de Seguridad Nacional. John Kelly viejo conocido por los gobiernos del Triángulo Norte, Marine, ex jefe del comando sur, es el que está moldeando la visión de Estados Unidos para esta parte del mundo.

publicidad

Si una de las condiciones para la cooperación estadounidense al plan “Alianza para la Prosperidad” es mejorar la seguridad fronteriza no es extraño que a finales de abril en Cozumel, México se haya realizado la Conferencia de Seguridad de Centroamérica (Centsec 2017), organizada por las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina de México, con el copatrocinio de los comandos Norte y Sur de Estados Unidos. Donde participaron autoridades de seguridad y defensa de la Región.

El énfasis de la Conferencia de Seguridad en Centroamérica fue: impulsar un proyecto de fuerza de tarea en las fronteras comunes para llevar a cabo patrullajes terrestres, aéreos y de reconocimiento para el intercambio de información e inteligencia para combatir al crimen organizado.


La relación de Estados Unidos con el Triángulo Norte es geopolítica y si ofrecer cooperación económica para detener la migración es necesaria los norteamericanos lo hacen no sin antes poner sus condiciones para hacer los desembolsos para el Plan Alianza para la Prosperidad y la Seguridad de Estados Unidos.

Si otra de las condiciones para dar cooperación económica es: Contrarrestar las actividades de las bandas criminales, traficantes de droga y el crimen organizado, no es casualidad que uno de los tres funcionarios que visitó Guatemala desde que Trump asumió la presidencia de  EE.UU. fuese William Brownfield, secretario para Asuntos Antinarcóticos.

En tiempos de Obama era otro nivel: los presidentes de Guatemala, Honduras y El Salvador se reunían con el vicepresidente Joe Biden para conversar sobre el financiamiento y las prioridades de la Alianza Para la Prosperidad. Hoy Mike Pence no se ha reunido con los presidentes del Triángulo Norte. Hasta hoy, a lo más que se ha llegado es que un presidente de la región, Juan Orlando Hernández, visite Washington para entrevistarse con William Brownfield y John Kelly, en marzo de este año.

Toda la atención de los amigos de Washington está puesta en junio, en la reunión de Miami, donde los presidentes del Triángulo Norte sí se reunirán con el vicepresidente Pence, para tratar temas de seguridad y el plan Alianza para la Prosperidad.

Para decirlo directamente, los términos de la nueva alianza entre Estados Unidos y el Triángulo Norte se consolidará el próximo mes en Miami, cuando funcionarios estadounidenses, mexicanos y centroamericanos se reúnan para negociar varios temas, incluido el papel de México, y la promoción económica del Istmo. Esta será la primera reunión con el Triángulo Norte desde que Donald Trump tomó posesión el pasado mes de enero.

Una intensa actividad diplomática se avecina en la relación con Estados Unidos. Hoy miércoles, el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, Thomas Shannon y la asesora adjunta para seguridad interna del Consejo de Seguridad Nacional y asistente adjunta del presidente Amy Pope encabezarán la delegación del gobierno estadounidense que se reunirá con los cancilleres de Guatemala, Honduras y El Salvador, y el próximo 16 de mayo, los cancilleres del Triángulo Norte de Centroamérica tendrán una reunión con el Secretario de Estado Tillerson, para afinar y confirmar el programa del encuentro de Miami.

Un grupo de salvadoreños no se quedó atrás y participó en la elaboración de un documento que pretende ser una hoja de ruta para enfocar la cooperación estadounidense, de cara a la reunión de Miami.

La propuesta está destinada a servir de insumo en las gestiones ante el principal interlocutor, Estados Unidos, que mantiene vigente el apoyo a la Iniciativa Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte. El documento se llama en inglés BUILDING A BETTER FUTURE. A Blueprint for Central America’s Northern Triangle si les interesa el link es:  http://publications.atlanticcouncil.org/northern-triangle/assets/AC_Northern_Triangle.pdf




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Presupuesto 2018 a cambio de pacto de transición

Todo anda mal si en reuniones privadas, se busca llegar a acuerdos que después se aprobarán durant...

MÁS INFORMACIÓN
Migración en el centro de la vida del país

En fin seguiremos esperando la decisión sobre el TPS, pero no hay que hacerse ilusiones, la decisi...

MÁS INFORMACIÓN
Controlar las zonas calientes de la delincuencia

Las acciones policiales deben implementarse en zonas específicas. No hay donde perderse, está comp...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.