Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¿Por qué paga el gobierno las pensiones?

Rafael Domínguez / Periodista

miércoles 27, septiembre 2017 - 12:00 am

Recientemente y en la cruzada de apoyo y reflexión por una reforma de pensiones que no dañe a los trabajadores, he tenido contacto con muchas personas que no comprenden el porqué de la deuda de pensiones y de la responsabilidad que se le pone al Gobierno en pagarlas; muchos creen que esa deuda se generó en los gobiernos de ARENA al momento de privatizarse la administración del fondo de pensiones, no tienen los detalles de cómo y cuándo se generó dicha deuda y por qué para pagarla se insiste en el uso del presupuesto general.

Allá por 1969, nació para los trabajadores del sector privado la oportunidad de recibir seguridad social y se creó el ISSS; ahí se cotizaba del salario una parte para un seguro médico hospitalario y otro para el seguro de vejez, invalidez y muerte que incluía la pensión; como los empleados públicos quedaban fuera, en 1975 se creó el Instituto Nacional de Pensiones de los Empleados Públicos (INPEP) y así, para generar un volumen importante de dinero para pensiones, ambos unieron lo que correspondía a pensiones en un fondo común, para que de ese fondo se pagara a la gente su jubilación; la otra parte del fondo debía ser invertido como reserva técnica para hacer crecer el dinero. Hasta ahí todo suena bien, pero al ser administrado por el Gobierno, las entidades se politizaron y comenzaron a manejarse con criterios políticos, siempre buscando el populismo y el “quedar bien con el votante”, así el fondo común y las reservas técnicas comenzaron a usarse para otras cosas y se entregaban beneficios, préstamos, hasta que se desnaturalizó y se acabó el dinero, dinero de los cotizantes que era entregado mes a mes a los administradores del Estado y cuando ya no hubo fondos, quedó la deuda, deuda en papeles.

El gobierno de Armando Calderón Sol, ante la falta de fondos en el fondo común y a la incapacidad del Estado de asumir la deuda, pasó la administración de pensiones a las AFP para que ellas asumieran el manejo y administración del fondo a futuro y el gobierno se desentendiera del sistema, debiendo únicamente pagar las pensiones de aquellos que, habiendo entregado su dinero al ISSS y al INPEP, se fueran jubilando en el tiempo, porque ese dinero ellos ya se lo habían dado al gobierno. El negocio era bueno para el Estado, porque dejaba de atender el problema, era bueno para el trabajador porque había un ente más confiable para guardar y administrar su dinero y era bueno para todos porque se generaba una nueva industria y rubro económico sin influencia política; pero los gobiernos, pensando en sus “populismos”, creyeron que para pagar las pensiones era mejor hacerlo con créditos, porque así no tenían que usar el dinero fresco de los impuestos y para ello comenzaron a endeudarse para pagar la deuda. Los montos de pensiones, como era lógico, se irían incrementando año con año, en la medida en que se jubilaba la gente que cotizaba al ISSS y el INPEP, ya que la nueva ley obligaba a todos a pasarnos a las AFP, de tal forma que 20 años después el GOES está frente al grueso de jubilados y debe pagar montos más altos.

publicidad

Como ningún gobierno detuvo el endeudamiento para pagar las pensiones, simplemente pasaron el problema a la siguiente administración, hasta que Elías Antonio Saca, complicado por no tener autorización a más préstamos, creo el famoso Fideicomiso de Obligaciones Previsionales que no es más que una idea refinada de tomar dinero de pensiones para el gasto público, como lo hicieron los gobiernos desde la creación del Fondo Común del ISSS y el INPEP; la deuda, como era lógico, ya no solo iba creciendo en la forma natural contemplada al momento de la privatización, sino que adquirió otra carga, ahora producto de fondos tomados por el Gobierno para pagar la deuda a los mismos trabajadores; luego, Mauricio Funes no solo continuó con el Fideicomiso, sino que aumentó el monto de dinero que el GOES puede tomar del fondo y creció en deuda pública, por lo que ésta fue cada vez más grande ya no solo para pagar pensiones, sino para pagar todas las deudas del Estado.

El presidente Sánchez Cerén está ahora donde se sabía que estaría, porque en todos los gobiernos citados, el FMLN y en cuenta él, fueron oposición y gobierno, conocían el comportamiento financiero del Estado, la poca cintura de deuda que tenía el país y aun así continuaron saqueando el fondo para “pagarle al fondo” ; decidieron pagarle menos intereses por ese dinero y nunca hicieron nada por frenar el problema, al contrario, siguieron prestando más dinero. Ahora, cuando se dice ¿por qué debe el gobierno pagar la deuda de pensiones? es porque desde antes de ARENA y hasta hoy, todos han hecho del fondo de pensiones una caja chica de abusos, donde el único que ha perdido es el trabajador.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.