Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¿Por quién votar?

martes 24, febrero 2015 - 5:38 pm

El próximo domingo los salvadoreños enfrentaremos nuevamente uno de los momentos más importantes de la democracia representativa y es delegar nuestro poder para que en nuestra representación una persona, efectúe las valoraciones respectivas y decida sobre nuevas leyes, modifique las actuales o las derogue. Igualmente decidiremos dar nuestra representación ciudadana a Concejos Municipales para que administren los recursos de nuestros municipios en función de una mejor vida para los habitantes. También definiremos por primera vez a quién o quiénes nos representarán para la definición sobre los intereses nacionales en la región centroamericana por medio del Parlacen.

Hoy tendremos en nuestra mesa de votación tres papeletas y muchos nombres, rostros, banderas de donde escoger, pero esta elección es diferente porque se nos ha dicho que lo correcto y apegado a la Constitución es delegar ese poder de cada uno no en una bandera sino en las personas “candidatos” de forma directa, igualitaria y libre, ese es un factor que hay que considerar relevante para ejercer el derecho al voto y la obligación del sufragio.

No se vota por deporte o por un requisito gubernativo, votamos porque tenemos la libertad para elegir a nuestros representantes, piense usted en entregar a alguien un poder judicial, que para que sea efectivo usted firma y valida con sello de notario, y con ese poder esa persona hará lo que usted le ha delegado hacer, de eso se trata el voto.

publicidad

Estaremos a entregar ese poder para que en nuestro nombre la Asamblea Legislativa cree leyes y nos mejore la vida, por eso ellos son nuestros delegados, nosotros como ciudadanos estamos sobre ellos y sobre sus decisiones, porque no puede más el delegado que el delegante, no puede ser más el representante que el representado, ese es el valor de la democracia.

Cuando esté frente a las urnas piense en eso, a quién usted le está dando las llaves para que en su nombre administre lo que le pertenece. Reflexione y procure borrar de su mente, canciones, banderitas, regalitos, frasecitas bonitas y piense en sus hijos, su futuro, su familia, su empleo, su negocio, su prosperidad, sus limitaciones, sus necesidades, etc. y hasta entonces ejerza su derecho de votar, porque no habrá chance de cambiar su decisión.


Este 1 de marzo volvemos a elegir, pero ahora hay más ventajas para nosotros, porque podemos fácilmente elegir personas, aquellos que han hecho bien lo que se les mandó hace tres años en la elección pasada. Hoy podemos con una marca en un rostro premiar ese resultado, castigarlo o ignorarlo, si no marcamos rostros y votamos solo por bandera es como entregar un cheque en blanco, o un cheque al portador, aquel que lo tenga hará con su dinero lo que quiera y no se dará usted ni cuenta; pero si vota por rostro sabrá confiadamente entregar su representación y podrá ver en el futuro inmediato si se hizo lo que usted quería, lo que usted delego o simplemente ese delegado hizo lo que no debió hacer.

Votar no es un juego, no es una moda, es un derecho que para El Salvador ha costado miles y miles de muertos, de familias separadas, miles de millones de dólares en administración pública. Es un derecho que deberíamos tener preciado tanto como el agua o el aire que respiramos.

Hoy muchos pueden darse el lujo incluso de no ir a votar, creyendo que ya todo está hecho o que será más de lo mismo, pero se equivocan, cada voto, cada vez que ejercemos el derecho cambia las cosas y es una manera de dar gracias a aquellos que han muerto por un país libre y democrático, reconocemos con ese voto la entrega de miles de compatriotas que lucharon por conseguir esa valiosa herramienta de cambio de poder.

Con esto en mente, vote, elija bien y vote con confianza, sin temores, hágalo por los mejores, los que hacen bien su trabajo, los que representan sus ideales, los que son ejemplo para usted y sus hijos, vote por aquellos que creen lo mismo que usted cree, que piensan como usted piensa, o tal vez incluso hasta en los que no piensan como usted pero que son honestos, honrados, con solvencia moral, vote por aquellos que van a mantener las costumbres sanas, la familia, la protección al ciudadano desde el momento de la concepción, piense quienes en medio de esa papeleta son como usted quiere que el país sea.

Busque afanosamente y no pierda la oportunidad de decir NO a quienes no deben llegar a la Asamblea o la municipalidad donde vive,y decir SÍ a quienes le van a representar, por eso vote cruzado y no permita que una bandera le impida ver a quiénes y qué es lo que representan en realidad. ¡Vamos todos a votar!.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.