Cerrar [X]

Blog

jueves 13, agosto 2015 | 4:07 pm

En algún punto nuestros perros tienen o tendrán que quedarse solos en casa, debido a que nosotros trabajamos o tenemos actividades fueras de casa y no podemos incluirlos en ellas. El objetivo de aprender a dejar sólo a nuestro perro es reducir el nivel de ansiedad que esto pueda ocasionarle, tanto de manera positiva como negativa, es decir, vamos a evitar que nuestro perro haga destrozos o presente conductas que regularmente no hace y que demuestran un estado emocional alterado.
Debemos enseñar a nuestros perros a permanecer en calma, a reconocer que habrá momentos en los que deberá quedarse solo en casa. ¿Cómo hacerlo? Es sencillo sólo tenemos que enseñar a nuestros perros que ciertas situaciones que lo lleven a entender el proceso de quedarse sólo, siguiendo prácticas que deben ser constantes.
Estos ejercicios te servirán para disminuir la posibilidad de que tu perro experimente ansiedad cuando permanece solo en casa, sea por más de 3 horas y sin excederse de 7 horas.
Antes de salir de casa y después de regresar:
Cuando estés a 15 minutos de partir de casa toma conciencia de tus movimientos. Trata de actuar de una forma neutral, sin prisas y con calma. Durante los quince minutos antes de tu partida lo mejor será no interactuar con tu perro. Procura dejar agua y juguetes disponibles antes de los 15 minutos Emoticón wink Cuando estés de regreso, no hagas alboroto, sigue actuando con calma, procurando movimientos lentos, espera 15 minutos para saludar a tu perro de forma relajada y si quieres, con bocadillos.
Controlar la manera de salir y entrar a casa puede ayudar a tu perro a conseguir tranquilidad antes estos acontecimientos (partidas y bienvenidas).
Epacio personal y seguro: 
Este puede ser un espacio especial para él en el que se puede incluir transportadora/kennel, casita de espuma o algo que sea parecido a madriguera. Es necesario enseñarle a tu perro el uso indicado de la transportadora y eso deberás hacerlo de forma positiva para que él pueda sentirse seguro usándola (toda la info sobre cómo enseñarle a tu perro a usar transportadora/kennel).
Si no planeas usar transportadora o casita dentro de casa, entonces asegúrate de tener bien definido su espacio personal, ahí deberá ir su cama y algunos juguetes, pero más que nada, deberá brindar sensación de tranquilidad para que tu perro pueda descansar y relajarse en su espacio.
Limitando las áreas:

Existen áreas dentro de casa que necesitan ser delimitadas, por seguridad y bienestar para ti y tu perro, como: el baño, donde hay papel de baño y cosas divertidas; la cocina, donde hay comida y más comida o el balcón, donde muchas personas y perros—pasan sin poder llegar a ninguno. Antes de salir de casa, asegúrate de cerrar las puertas de estas tres áreas. Y si no quieres que tu perro se suba a la cama cuando no estás, el mejor tip para evitarlo es dejar la puerta cerrada.
Juguetes interactivos para antes de tu partida:
Si tu perro ya estás familiarizado con este tipo de juguetes (aquéllos que tienen cavidad para rellenar con bocadillos o preparados) es excelente opción usarlos para cuando te vas a trabajar.
Si aún no sabes de qué se tratan los juguetes interactivos, es importante y necesario aprender a usarlos.
Si tu perro no ha tenido experiencia con juguetes rellenos puede que no le sea fácil sacar los bocadillos, sobre todo si no estas tú presente para guiarlo. El mal uso de juguetes interactivos puede llevar a tu perro a desesperarlo y lejos de estimular su mente lo frustrará. Incluso puede llegar a romper el juguete, lastimarse o asfixiarse MUCHO OJO Antes de tus 15 minutos de partida, prepara un juguete relleno (recetas de rellenos para juguetes tipo kong). Justo antes de salir de casa, cuando ya hayan pasado los 15 minutos, sigue el paso que más te convenga según sea tu situación:Si tu perro te está prestando atención con la mirada, acércate a la puerta lentamente, abre y sal; mientras cierras la puerta lentamente y sin decir palabras, deja el juguete relleno en el suelo, después cierra la puerta con lentitud. Si tu perro está en su cama o espacio personal, acércate con el juguete preparado y déjalo frente a él, sin hacer contacto físico ni visual; acércate a la puerta y sal lentamente.

Acostumbra a tu mascota a los estímulos que representan tu partida:

Las llaves, las bolsa, la mochilas, el suéter, la chamarra y más de mil movimientos pueden determinarle a tu perro que estás a punto de salir de casa. Varias veces al día (antes de partir y al regresar) toma las llaves, abre la puerta, después cierra y vuelve a dejar las llaves en su lugar. Haz lo mismo para la chamarra, el suéter o la mochila. Puedes mezclar tomar las llaves ponerte el suéter abrir la puerta y volver a cerrar y quitarte el suéter. Este ejercicio es para comenzar a desensibilizar las señales que indican tu partida. Mientras más repeticiones hagas sin dejar la casa tu perro comenzará a entender que cuando tu tomas las llaves, el abrigo, el suéter o la mochila no necesariamente significa que te irás.
Reduce la dependencia que tiene contigo:
Invita a más personas a conocer e interactuar con tu perro. Si en tu casa son varios las personas que viven en familia, entonces convoca a una reunión y platiquen sobre la importancia de involucrarse en la educación de su perro. Tu perro debe aprender que sus actividades favoritas (pasear, jugar, explorar, darle la cena, juguetes interactivos, etc.) pasan con más personas además de ti, es decir, que cuando tu perro comparte tiempo con otras personas haciendo alguna de sus cosas favoritas, él ganará confianza en sí mismo y por obviedad se sentirá seguro incluso cuando tu no estés presente.

 

soloencasa_fetimg