Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¿Qué necesita el país?

Rafael Domínguez / Periodista

miércoles 27, diciembre 2017 - 12:00 am

Esta es una pregunta que recibí en estos días y me dejó pensando cuál debería ser la respuesta, porque a simple y rápida reflexión uno sabe que necesitamos empleo, mejorar la productividad, aumentar la cohesión y crecer lo suficiente para costear los programas de ayuda social encaminados a sacar a la gente de la pobreza, pero la respuesta se vuelve más difícil cuando se trata de la política del país, porque una cosa es querer alcanzar tan buenos objetivos y otra es cómo alcanzarlos políticamente hablando, con cuál sistema o bajo que principios ideológicos puede uno alcanzarlos.

En estos momentos considero que estamos totalmente estancados, los partidos políticos en cuya responsabilidad está la dinámica política y económica, parece que aún no alcanzan la madurez y lo único vivo en ellos es la política de la guerra, los principios de la guerra fría y las ideologías básicas del capitalismo y el comunismo, la historia parece no ha pasado por ellos para crear una dinámica política más pragmática y menos ideológica, que se sustente no en lo que hace tu enemigo, sino en lo que se necesita para alcanzar los objetivos, nos hemos estancado en una dinámica de cerrar filas alrededor de las cúpulas partidarias manteniendo los liderazgos a conveniencia de financistas y de aquellos que desean perpetuarse o adueñarse de las marcas partidarias.

ARENA y FMLN están en la coyuntura de forzar al bipartidismo para volverse hegemónicos o abrirse a construir democracia favoreciendo la existencia de nuevos partidos, lo cual para competir implica modificar sus duras estructuras mentales e ideológicas, alcanzar negociaciones en puntos estratégicos del desarrollo y acuerdos para sostener visiones compartidas inclusive si esas son convenientes para la gente pero contrarias a tus conceptos ideológicos.

publicidad

Lo que el país necesita es que los partidos políticos comprendan que el esfuerzo de su existencia y sus organizaciones no puede reducirse a estructuras electorales, deben regresar a la representatividad de la gente y aceptar lo que los representados necesitan para sí, porque los partidos no pueden llevarnos a todos a construir un país solo desde su óptica y conveniencias partidarias, la gente en su diario vivir ve más allá de ello y por eso en este momento se han distanciado y parece que, mientras más avanzan los partidos en sus mensajes, más lejos está la gente que debería seguirlos.

El país necesita oxígeno y un nuevo tiempo para reflexionar, necesitamos reformas legales, probablemente constitucionales, pero no para meter nuestras ideologías a la carta magna, sino para construir un país viable, capaz de construirse y en el que todos podamos vivir, pero como todos o la mayoría quiere que sea para vivir. No es lo mismo que existan partidos para aglutinar objetivos y visiones generales de la gente, a que existan partidos que nos ordenen cómo deben ser las cosas, por ende, necesitamos comprender qué es lo que la gente quiere, no lo que los partidos y los políticos creen que queremos.


El futuro nos exige exportar, producir, hablar dos idiomas, preparación académica, innovación, facilidad para emprender, impuestos fáciles de pagar y con lógica para que se pueda aportar lo justo a la causa común, es importante acelerar la descentralización de los servicios públicos, rediseñar la presencia del gobierno en el territorio, reestructurar los esfuerzos de seguridad, cambiar las prioridades del presupuesto, necesitamos una reingeniería de procesos y entidades de servicio público, hay que establecer el balance entre lo público y lo privado, poner cada cosa en el lugar que corresponde para que todo funcione, no se trata de tener un solo motor gubernamental, ni un solo motor empresarial, se trata de un motor con muchas partes sirviendo mutuamente, pero que sea viable y de utilidad para todos los salvadoreños donde quiera que residan, eso necesitamos, pero antes será necesaria una verdadera revolución mental.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.