Cerrar [X]

Buenos Días

Que no queden más “samurais” en las filas de la PNC

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

martes 11, septiembre 2018 - 12:00 am

Los acontecimientos relacionados al asesinato, desaparición y posterior hallazgo del cuerpo de la agente Carla Ayala dan para una novela de horror, por sus macabros detalles que involucran a agentes de la Policía Nacional Civil.

El principal involucrado, Juan Josué Castillo, apodado “Samurai”, es prófugo de la justicia, era un destacado agente del Grupo de Reacción Policial. Además, varios de sus colegas participaron como cómplices del crimen, según la Fiscalía.

Se trata de un caso emblemático de impunidad. El país tiene una enorme deuda con la resolución de crímenes. Las investigaciones policiales y fiscales muchas veces son deficientes y uno se pregunta si la Policía no fue capaz de resolver contundemente un caso donde la víctima era una agente propia, ¿qué podemos esperar los ciudadanos de a pie? La propia Fiscalía ha denunciado que se borraron pruebas y el juez que lleva el caso también ha hecho señalamientos.

publicidad

Es escalofriante todo lo que se ha sabido del agente involucrado en el asesinato y sus cómplices. ¿Qué garantías tenemos que no hay más agentes o grupos de agentes así dentro de la corporación policial? ¿A qué nos enfrentamos los ciudadanos de a pie? La acusación de encubrimiento y de ocultamiento de pruebas es gravísima y debería ser investigada profundamente por la Fiscalía General de la República.

¿Cómo podemos garantizarnos los ciudadanos que no hay otros “Samurais” en la corporación policial? La dirección policial debe hacer una depuración consciente y extensa del personal involucrado en delitos, la población no debe sentirse insegura de sus propios policías. Es inaudito. La PNC fue creada para dejar atrás tantos abusos de los antiguos cuerpos de seguridad, pero si se repiten los ciclos de abuso, estamos realmente en problemas.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.