Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¿Quién ganó en Honduras?

Carlos Alvarenga Arias / Abogado y MAE

jueves 30, noviembre 2017 - 12:00 am

Nadie y todos. Uno, dos, ninguno.

La verdad, no se sabe, pero el proceso de información, después de cerrados los centros de votación, ha sido tan irregular, misterioso, oscuro, casi un cuento de Edgar Allan Poe, y a la vez también, desconcertante y fantástico, a lo Franz Kafka. Y por qué no decirlo, desfragmentado y desordenado, totalmente arbitrario como el dadaísmo.

Tres eran los verdaderos contendientes. Los otros seis partidos, en conjunto, apenas han sumado 10 mil votos o un poco más. Risible.

publicidad

Gracias a Dios, pero más que todo a la tremenda madurez que ha alcanzado el pueblo hondureño, nivel alto aunque le falta mucho aún, se desarrolló todo el proceso electoral el día de las elecciones, con total normalidad, calma, sin ningún tan solo hecho que lamentar…hasta entonces, porque luego el cielo se cubrió de nubarrones.

Mezcla de ineptitud, de manoseo tradicional de las instituciones y también con un intenso y fétido aroma a fraude, sucedieron cosas que hay sin duda que lamentar, tanto así que este día que escribo no hay resultados.


La gente está con los nervios de punta, no es exagerado decir que la militancia que se ubica en el extremo de ambos partidos quiere ver sangre, y así lo ofrecen en las redes.

A las 6 de la tarde del domingo 26 salió el presidente y aspirante a una cuestionada, por inconstitucional –según le achacan sus detractores- reelección a darse por ganador. No habló de número, no mostró ninguna gráfica, ni siquiera dijo por qué margen había ganador.

No mucho después salió el expresidente defenestrado por el golpe de 2009, Manuel “Mel” Zelaya, coordinador del principal partido de oposición, Libre, escisión del centenario Partido Liberal que también contribuyó y apoyó a su salida de la presidencia en dicho año. Mel dijo que habían ganado las elecciones y que el sorprendente Señor de la Televisión, Salvador Nasralla, había ganado con una diferencia de 140 mil votos. Victoria era victoria, aunque fueran tan pocos votos. Pero la novela no terminaba allí.

¿Y la máxima autoridad, el Tribunal Supremo Electoral (TSE)? Callado, en un preocupante silencio total.

Lo mínimo que hubieran hecho los cuatro magistrados es dar una conferencia de prensa de emergencia para callar a los dos irresponsables partidos. No saben el daño que ese tipo de adelantos triunfalistas le hacen al proceso, y al parecer, ni el TSE lo sabe. Su silencio parecía incluso hasta auténtica cobardía. No dijo nada.

Para ponerle más fuego al sancocho, a las 9 de la noche vuelven a dar una conferencia de prensa los de Libre sabedores de quien pega primero pega dos veces, pero ahora con micrófono en mano el destacado locutor deportivo, conductor de programas de belleza y de deportes así como de un inveterado programa de concursos y premios, el inestable y populista Salvador Nasralla. Pero esta vez salieron con número más sólidos en mano. Decía que había ganado las elecciones porque según los cómputos de la Alianza contra la dictadura, en el que contabilizaban el 57% de las mesas receptoras de votos, llevaban una ventaja de cuatro puntos porcentuales sobre el presidente, Juan Orlando Hernández, e incluso, en una simple hoja tamaño oficio de papel bondpresentaron un gráfico de barras.

Lo aterrador es que, a los pocos minutos el TSE, emergido de las sombras de su cobardía, al fin, llamó a la prudencia y que no tenían aún resultado alguno.

¡Qué!  ¿A esa hora? ¿Con la millonaria tecnología que habían adquirido? Y se excusó en que había problemas con los datos, que no habían enviado todo los resultados, que no podían lanzarse a decir nada con datos tan inestables.

Mejor se hubieran quedado callados. Era un escupitajo a la inteligencia de todos. Era obvio que algo les daba terror, se les notaba en la cara, lo sudaban en el rostro. No parecían miembros de la institución electoral. Eran miembros de un partido político y no se atrevían a dar las malas noticias.

El espacio no me alcanza así que seguiré la otra semana, eso sí, espero, con los resultados finales…si el TSE no sigue escondiendo la cabeza bajo la tierra.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.