Cerrar [X]

Política

Roberto Rubio: “El Tribunal puede llegar a ser responsable del desorden que se cree”

sábado 28, febrero 2015 - 12:05 am

RUBIO1El director ejecutivo de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), Roberto Rubio, cree que hubo deficiencias en la orientación al voto y el convencimiento hacia el voto cruzado por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Cree también que la nueva Asamblea Legislativa deberá ser más dialogante y concertadora, sobre todo el FMLN, porque prevé un escenario equilibrado en donde ninguna alianza tenga la mayoría simple. Que dos partidos determinen la mayoría simple, asegura, “no es sano”.

¿Cuáles serían los escenarios posibles luego de elecciones?

En cuanto a posibles resultados, uno se atiene a comportamientos históricos y, al tipo de sistema que tenemos, una conclusión bastante evidente, a menos que pasara algo extraño, es que ARENA y FMLN serán los dos partidos que determinarán, por decirlo así, la mayoría; posiblemente, y eso es seguro, ninguno obtendrá los votos para mayoría simple y mucho menos para la calificada; son verdades bastante evidentes, lo que puede estar un poco en duda, que los partidos grandes puedan perder a lo sumo dos o tres diputados o ganar tres o dos diputados, no se ve un panorama que pueda girar drásticamente, en cuanto al número de los partidos grandes, a pesar que tenemos un sistema, ahora, diferente.

publicidad

Donde puede haber más cambios es en los partidos pequeños, ahí es un poco incierto; si queremos arriesgarnos a trabajar datos ya no basados en encuestas, porque están tan distintas que es difícil pronosticar, diría que el que tenderá a crecer es el PCN y el que tenderá a disminuir es GANA, posiblemente. Veremos si CD y PDC sacan sus diputados u otros partidos nuevos sacan diputados, es incierto. Es un panorama posiblemente donde la coalición GANA-FMLN no está asegurada, es decir, que FMLN y GANA hagan los 43 votos no está asegurado y eso obligará a una Asamblea donde el partido oficial tendrá [que] concertar más, ya no solo con un partido, sino que posiblemente con varios o, en el caso que ARENA saque los 31 diputados, que es bastante factible; [el FMLN] tendrá que hablar con ARENA por el tema de las mayorías calificadas.

Esto me parece positivo de que tenga que discutir mucho porque vienen decisiones importantes, sobre préstamos, por ejemplo, va a obligar a entenderse; posiblemente tendremos un Fiscal que tendrá que salir de ese consenso calificado, lo cual es bueno, pero en general es mejor a que uno o dos partidos lo definan. Vienen las elecciones de magistrados, que eso también va  a ser clave para que el país siga avanzando, con una Sala de lo Constitucional independiente en 2018 y con los nuevos magistrados que vienen ahora en las otras salas. Si sale este pronóstico, de una Asamblea que requerirá más entendimiento, puede favorecer que tengamos una mejor calidad en la decisión.


¿Qué garantiza que las alianzas que hace GANA-FMLN no lo haga ARENA-PCN?

Acuérdese que los gobiernos anteriores lo que teníamos era justamente era otro tándem que era ARENA-PCN y entre los dos prácticamente tomaban decisiones y esto tampoco fue sano, no es sano que dos partidos determinen, en estas condiciones del país la mayoría simple; sobre todo se han desdibujado las diferencias ideológicas porque FMLN-GANA se supone que no tienen afinidades ideológicas. Quizá ahora la ideología está pesando menos y los partidos se han deslizado hacia un pragmatismo peligroso, pragmatismos que no guardan muchos principios y eso creo que sí es peligroso para la democracia, porque en un momento solo importa la aritmética para gobernar, creo que eso no es correcto.

Yo me puedo aliar con aquel que no tiene más ideología que ver cuánto cobro o no tengo más ideología que diputados cuestionados en su comportamiento y que uno tenga que estar estableciendo alianzas con personas con grupos que tienen un comportamiento que deja mucho que desear y aquí viene el gran dilema de los partidos, porque yo he escuchado: ‘Es que, mire, yo tengo que aliarme como se hacía antes, tengo que aliarme a GANA porque, si no, no gobierno’, pero resulta que estos partidos están bastante cuestionados, antes PCN, ahora GANA. Y, en el caso del Frente, entramos a un dilema, de qué es más importante, si la gestión y el sacar leyes o gobernar decentemente. Porque yo buscaría mejor un entendimiento con aquellos que pueden tener una afinidad de objetivos, principios, por ética, creo que es importante para gobernar y ese pragmatismo [es] distinto al realismo, porque el realista sí guarda principios, sí guarda la ética, mientras que el pragmático no tiene mucha moral y aplica aquello que el fin justifica los medios. No toleran que a veces uno pueda coincidir con algo de un partido de derecha, pero la cúpula del Frente sí puede coincidir con la derecha más cuestionada.

Previendo esa correlación de fuerza, ¿cuál sería el escenario más sano?

Primero, que ningún partido tenga mayoría simple, ni calificada. Segundo, que la mayoría calificada tenga la oposición, ya sea en este gobierno o si viene un gobierno de ARENA, sería bueno que el Frente  tuviera, si pasara a la oposición, la mayoría calificada porque obliga a tomar las decisiones con más contrapesos y una Asamblea que, para establecer la mayoría simple, se viera obligado a tomar en cuenta al principal partido de oposición o que obligara a negociar con todos los partidos y no solamente con GANA, habría más contrapeso. Aquí es arma de dos filos. Por eso se requiere de mucha madurez política, uno puede decir: ‘Hoy es más complicado decidir’, nunca vamos a decidir porque hoy somos más (partidos), se decide mejor entre uno, pero uno se equivoca más que cuando son varios. Las mejores decisiones son cuando son de varios, por eso es que el ejercicio político legislativo requiere de mucha madurez política, no de la aritmética; la aritmética no funciona.

Hubo una Asamblea rojo-azul, que era PCN- Frente, que cambió con respecto a ARENA y que ellos tenían control, que fue el período de Francisco Flores, que por eso se le llamó “Paco-veto” porque hubo 33 vetos, pero eso tampoco porque quiere decir que hubo incapacidad del sistema de entenderse.

No se trata tampoco de bloquear a un gobierno, se trata de bloquearlo en aquello que va a todas luces en contra del bienestar de la población y va a todas luces a favorecer intereses oscuros o encaminado a cerrar los espacios democráticos, ahí sí hay que bloquear… Así era el Frente antes y así es ARENA ahora.

¿Cómo se visualiza el escenario para la alcaldía de San Salvador?

Es un poco incierto, las encuestas han estado bien dispares, incluso las encuestas de los medios de comunicación han ido por un lado y las de las universidades por otro y, por lo menos en las elecciones pasadas, de 2012 y la del 2014, las de los medios se aproximaron más que las de las universidades. No me atrevo a decir quién va a ganar, lo que sí me atrevo a decir es que puede estar reñido y que no va a ser fácil a ninguno de los dos ganar, no doy para nadie una victoria aplastante para la capital, si nos atenemos a los comportamientos que ha habido antes de la alcaldía, entonces, me inclinaría más a pensar que en las últimas dos elecciones le han pegado más los medios y aciertan; creo que las universidades, si no les pegan los resultados, deberían de revisar su metodología o a la inversa porque las formas de encuestar posiblemente ya no son tan válidas; el hecho  por ejemplo que haya cada vez, más colonias cerradas, ya no es una población tan fácil de encuestar. Segundo, el encuestador influye mucho, o a veces hay lugares donde el encuestador no entra por cuestiones de pandilleros que tienen miedo y lo que hacen es que las llenan ellos…

¿Por qué cree que el FMLN elige a Nayib Bukele como candidato a alcalde?

Creo que sabían que ARENA es fuerte en la capital, sabían que [Norman] Quijano mismo es una persona que, aunque derrotada, con una exposición pública muy avanzada, no era un candidato fácil de vencer y tenían que buscar una persona que tuviera un perfil parecido al de Mauricio Funes…, porque justamente al que pensaban que iban a enfrentar era a Quijano. La gente busca cosas nuevas, diferentes y tenían un alcalde en una pequeña alcaldía, podía manejar bien publicitariamente y es una persona que mediáticamente podía ser explotada y creo que no era una persona totalmente desconfiable en la medida que hay sectores dentro del partido que están vinculados a los intereses que pueden estar detrás apoyando a Nayib Bukele, me refiero a dinero.

RUBIO¿Por qué cree que Bukele inició su campaña alejada al partido?

Es que justamente saben que iban a una elección, marca contra marca, elección de alcalde, porque va a pesar mucho la bandera, según las encuestas, la figura pesa mucho. En diputados ha pesado menos, hasta ahorita con el voto por rostro. Como las alcaldías están más cercanas a la gente, buscaban sacarle ventaja a la persona para compensar la desventaja en materia de bandera; porque, en materia de bandera, las últimas elecciones indicaban que la capital se ha ido bastante inclinando hacia el partido ARENA, entonces, tenían que compensar eso con una figura que se desmarcara de la bandera. ¿Va a resultar? Sí ha resultado en la medida que la elección va a ser reñida.

¿Considera esta contienda electoral municipal una antesala a la contienda presidencial de 2019?

No tanto, porque falta bastante. Yo creo que la idea que el alcalde es el presidenciable, eso, se nos quedó como marca cuando [José Napoleón] Duarte o [Armando] Calderón Sol fueron, pero de ahí no ha habido. Lo fue con Quijano pero no ganó, el único caso reciente es el de Calderón Sol que fue Presidente.

Que si va a ser o no un candidato presidenciable Nayib Bukele, mire queda mucho, porque acuérdese que la alcaldía puede hacer degastar a alguien, máxime con consejos plurales, que va a requerir mucha madurez y, entonces, se expone mucho a verse quemado y yo diría que al interior de los partidos, sea que gane [Edwin] Zamora o Bukele, hay otros con aspiraciones presidenciales, tampoco están contentos que una alcaldía los pueda catapultar.

¿Cómo visualiza la derecha en San Salvador?

El partido oficial suele tener ventaja, porque tienen programas sociales, que regalan cosas, no es casualidad que en los pueblos populares sean los programas que son cosas gratis y eso hizo que sobre todo en 2012 se invirtiera y, como el votante urbano capa media, que antes era un voto sólido hacia el Frente, fue variando y se convirtió en un voto en el 2012 y en el 2014 que se inclinó bastante a ARENA, puede que esa tendencia continúe.

Veo que en el panorama del área metropolitana [de San Salvador] es posible que el Frente, a pesar de eso, pueda recuperar algunas alcaldías, porque ha habido malas gestiones de alcaldes de ARENA, de Mejicanos, especialmente, y otras alcaldías que ha gestionado mal ARENA, le puede pasar la factura y el Frente pueda recuperar algunas alcaldías que se perdieron.

El Frente perdió varias alcaldías del área metropolitana, justamente por malas gestiones del Frente, ahora es al revés; ahora por malas gestiones de ARENA muchos alcaldes de ARENA pueden ceder el paso ahora, a candidatos del Frente. Posiblemente el mapa en el área metropolitana nos pueda cambiar, con una recuperación del Frente, que no quiere decir que va a ser lo mismo a nivel de diputación.

¿Y en cuanto al Parlamento Centroamericano?

Siempre ha sido irrelevante, a mí lo que me llama la atención es que los resultados electorales, los primeros que se van a dar, sean los del Parlacen, si eso es lo menos     importante.

¿Seguirá siendo irrelevante el Parlacen?

Para mí sigue siendo una instancia que no solo es irrelevante, sino cuestionable en su utilidad, pero justamente en este marco de preocupación en el orden de las elecciones, por la legitimidad de las elecciones, las ansiedades que se pueden dar en el momento, me parece que debería dar resultados de alcaldes primero, que va a ser mucho más fácil y no el Parlacen. Vamos a estar hasta el día siguiente, todavía sin conocer datos y vamos a conocer (los del Parlacen). ¿Y a cuántos ciudadanos les importa quién va al Parlacen? Sí nos importa quién va a ir a las alcaldías y quién va a ir de diputados.

¿Parece confiable el proceso electoral?

Hay una combinación de cosas que llevan a la gran posibilidad de que en el momento, a partir del conteo, y a partir del conteo en las urnas, la tr