Cerrar [X]

Nacionales

Se cumplen 27 años del ataque a helicóptero en Lolotique

Iliana Cornejo

martes 2, enero 2018 - 11:49 am

En la fotografía, Fuentes y Fernández ante la jueza de Chinameca, en 1991, cuando fueron acusados de los homicidios de los militares. Fotografía: Archivo de Diario El Mundo.

Fernán Fernández Arévalo, con seudónimo “Porfirio” y Severiano Fuentes Fuentes, con seudónimo “Aparicio” son dos exguerrilleros prófugos que según la hipótesis de la Fiscalía General de la República ejecutaron a dos militares estadounidenses, el 2 de enero de 1991 en el cantón de San Francisco, en el municipio Lolotique, San Miguel. Hoy, hace 27 años.

El pasado 20 de julio del 2017, el Fiscal General de la República, Douglas Meléndez, confirmó que giraron las  órdenes de captura en contra de los dos exguerrilleros y a seis meses de dichas diligencias judiciales, la Policía Nacional Civil sigue sin dar con el paradero de los dos exguerrilleros, que según investigaciones periodísticas abandonaron sus hogares, luego de hacer pública las órdenes en su contra.

publicidad

Podría interesarle: Fiscalía ordenó capturas por ataque de Lolotique en 1991

El caso documentado en el informe de la Comisión de la Verdad concluye que hay suficientes pruebas para señalar a ambos exguerrilleros como quienes ejecutaron al teniente David H. Pickett y el cabo Earnest G. Dawson, quienes sobrevivieron al ataque en el helicóptero, donde sobrevolaban hacia la base en Soto Cano, Honduras.


El informe “De la locura a la esperanza”, de la Comisión de la Verdad, dice que Fernán Fernández Arévalo ejecutó a los dos militares por orden de Severiano Fuentes Fuentes, responsable político del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) -una de las organizaciones que conformaron el FMLN- en la zona. La patrulla que coordinaba Fuentes Fuentes disparó en contra del helicóptero UH-1H que volaba entre los 30 y 50 metros de altura y lo derribó- “Según comprobó posteriormente la autopsia, el piloto Scott murió al caer el helicóptero. La patrulla del ERP se acercó disparando, e hirió a los dos sobrevivientes”, dice el informe.

Diario El Mundo documentó en las ediciones de enero de 1991, que después que los guerrilleros derribaron el helicóptero, los dos militares no fueron auxiliados. Lugareños que habían llegado al sitio, dijeron que les constaba que los militares estaban vivos y que les pidieron agua. Ellos fueron en busca del líquido y los dejaron con los entonces guerrilleros, pero en el camino escucharon disparos y al regresar, los militares estadounidenses estaban muertos. En marzo de 1992, “Aparicio” y “Porfirio” fueron entregados al juzgado de Chinameca.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Investigación por crimen de periodistas holandeses en la mira de ONU y CIDH

La televisión holandesa estrenará, este mes, un documental sobre el asesinato de los cuatro period...

MÁS INFORMACIÓN
“Hemos recibido denuncias de obstáculos por parte de órganos del Estado”

La corta visita del relator especial para la libertad de expresión, Edison Lanza, versó sobre los …

MÁS INFORMACIÓN
Archivos en instituciones del Estado son de la sociedad

Pese a algunas excepciones como la seguridad nacional, el relator especial para la libertad de expresión …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.