Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Señora Embajadora (II)

Moisés A. Rivera / Colaborador

sábado 11, marzo 2017 - 12:00 am

Estimada embajadora, Jean Manes, en esta ocasión trataré de explicarle un poco de cómo se han desarrollado los mecanismos de participación política para las juventudes salvadoreñas y además de la percepción generalizada sobre la creación del Consejo Juvenil patrocinado por la embajada estadounidense.

En los últimos cuatro años la participación de las juventudes ha tenido grandes avances significativos, en especial la incidencia en espacios de tomas de decisiones y articulación a nivel territorial; es de señalar que muchas organizaciones de jóvenes se han ido apropiando de dichos espacios que les ha permitido reivindicar las demandas que históricamente se les privó por años.

Luego de 10 años de lucha del movimiento popular juvenil, el 14 de febrero de 2012, el Estado salvadoreño reconocía a través de la Ley General de Juventud (LGJ) el rol de la población joven como sujetos de derecho y actores estratégicos de cambios. Han pasado cinco años de haber entrado en vigencia la ley y los mecanismos de participación juvenil aún siguen consolidándose.

publicidad

El artículo 34 de la LGJ establece que el Consejo Nacional de la Persona Joven (Conapej) tiene la facultad de “proponer, evaluar, promover y hacer contraloría social sobre las políticas del Instituto Nacional de Juventud”. En pocas palabras, el Conapej es el instrumento habilitado por el Estado para que las juventudes a nivel nacional puedan organizarse, articularse y ejercer su ciudadanía activa en temas de país.

Además la subdirección de participación juvenil de Injuve, en los últimos tres años ha facilitado la creación con recursos mínimos en 10 departamentos del país las “Coordinadoras Departamentales de Juventud”, que han articulado la incidencia de organizaciones juveniles en diferentes áreas; aparte existen otros mecanismos fuera del Estado que están siendo impulsados por varias ONGs y redes juveniles autónomas.


Ante el anterior planteamiento le hago las siguientes preguntas relacionadas al “Consejo Juvenil” patrocinado por su embajada: ¿Cuál es el principal motivo de no fortalecer los mecanismos de partición juvenil institucionalizados por la Ley General de Juventud y administrados por Injuve?, ¿Por qué se desmerita la lucha popular de las organizaciones juveniles al darle la totalidad  representatividad de las juventudes salvadoreñas a dicho consejo?, ¿Reivindicarán las demandas de la comunidad LGBTI?, ¿Apoyarán a que se investigue retrospectivamente los casos de corrupción más emblemáticos?, ¿Apoyarán la despenalización de las cuatro causales para la interrupción del embarazo?.

Para finalizar señora embajadora, el problema del consejo radica en quien lo preside, un exmiembro de la JRN, -quienes hace tres años afirmaban que a estas alturas El Salvador sería otra Venezuela, porque no habría pollo ni papel higiénico-, difícilmente tendrá la capacidad de despojarse de su concepción ideológica para analizar objetivamente los problemas estructurales de país y si le agrego que la organización juvenil que coordinó  la constitución del consejo, no ha sido capaz de emplazar a sus aliados que no han transparentado el uso de fondos públicos otorgados por la Asamblea Legislativa; por tal motivo pongo en duda la iniciativa que en el fondo es una injerencia encubierta a los asuntos internos del país.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.