Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Sobre la cumbre del clima en París

Sábado 28, Noviembre 2015 - 12:00 am

Para esta serie de artículos sobre la Cumbre del Clima en París, llamada también COP 21, a manera de preámbulo, vale la pena recalcar que la primera respuesta política internacional al cambio climático comienza con la Cumbre de Río en 1992, donde se adopta la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Esta convención establece un esquema de acción destinado a estabilizar las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero (GEI) para evitar “interferencias antropogénicas peligrosas (provocadas por el hombre) en el sistema climático”. La CMNUCC entró en vigor el 21 de marzo de 1994 y El Salvador la ratificó en agosto de 1995. Hoy día la Convención tiene una membresía de 195 Estados o “partes”.

El objetivo principal de cada Conferencia de las Partes (COP) o reunión de Estados es revisar anualmente la implementación de la Convención misma. La primera COP tuvo lugar en Berlín en 1995 y algunas de las más importantes han sido la COP 3, donde se adoptó el Protocolo de Kyoto; la COP 11, donde se produjo el Plan de Acción de Montreal; la COP 15 en Copenhague, que aunque fue un desastre por no haberse logrado ningún acuerdo legal o “vinculante” post Protocolo de Kyoto, el Presidente Obama sí provocó un arreglo donde todos los países se comprometieron a definir sus propias metas de reducción de emisiones con acciones específicas, según sus propias economías; y la COP 17 en Durban, Sudáfrica, donde se creó el Fondo Verde para el Clima, el cual constituye el brazo financiero oficial de la Convención y cuyos primeros proyectos piloto han comenzado a ejecutarse en este año 2015.

Ahora, la Cumbre del Clima de París o la COP 21, que se llevará a cabo del 30 de noviembre al 11 de diciembre, busca lograr un acuerdo legalmente vinculante y universal para la reducción de GEI por medio de acciones concretas en las próximas décadas con el objetivo de que la temperatura global promedio no suba más de 2° centígrados para finales de este siglo. Francia jugará un rol crucial como país anfitrión y la COP 21 será uno de los eventos más grandes realizados en la historia de esa nación. Se espera la participación de más de 50,000 personas, incluyendo 25,000 delegados oficiales de los países, de organismos intergubernamentales, de diversas agencias de la ONU, de ONGs y de la sociedad civil.

publicidad

Es importante realizar que la meta de evitar esos 2° centígrados al año 2,100 se ha identificado con base a la realidad de la temperatura promedio de la época preindustrial, o sea, hace aproximadamente 150 años, justo cuando la humanidad comenzó a quemar combustibles fósiles. Actualmente la temperatura mundial ya ha llegado a 1° de aumento promedio, y si se sobrepasa ese 2°, y de acuerdo a los científicos, llegaremos a un punto sin retorno de cambio climático extremo y peligroso, donde se darán incrementos drásticos en inundaciones, tormentas, olas de calor, aumento en el nivel del mar y otros cambios ambientales catastróficos e irreversibles alrededor del mundo. Y esto afectará a las poblaciones más pobres del planeta, es decir, a las poblaciones más vulnerables o en desventaja para adaptarse a los cambios. Eso incluye a El Salvador por supuesto. Y si seguimos sin cambiar el rumbo, o sea, si continuamos con el modelo actual de desarrollo, estaríamos llegando a contar con un alza en la temperatura promedio de 5° centígrados para el 2,100.

La urgencia de apostarle a la pronta disminución de la extracción y consumo de carbón, petróleo y gas, los principales combustibles fósiles emisores de gases de efecto invernadero, es muy obvia. El momentum de la COP 21 para acelerar el camino hacia la descarbonización es el adecuado, ya que la tecnología para transicionar a energías verdes es cada vez más accesible.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons