Cerrar [X]

Buenos Días

Un caso que reta la concepción de la propia PNC

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

martes 16, enero 2018 - 12:00 am

La desaparición de una mujer policía por parte de un compañero del Grupo de Reacción Policial (GRP) es un precedente gravísimo para toda la sociedad salvadoreña que debemos dimensionar y reflexionar con suma preocupación.

El caso es una colección de abusos policiales de todo tipo, desde manejar borracho hasta dispararle y desaparecer a una compañera agente, con la complicidad de otros policías. Lo increíble es que más de dos semanas después, toda la corporación policial ha sido incapaz de encontrar tanto a la víctima como al victimario.

Aunque la inmensa mayoría de agentes de la PNC son personas abnegadas, sacrificadas y entregadas a la labor de proteger a la ciudadanía, está claro que los agentes del GRP involucrados en este caso —y algún otro que los está protegiendo— son un verdadero peligro para toda la sociedad salvadoreña. Si son capaces de hacerle eso a una agente, compañera de ellos, ¿qué cosa son capaces de hacerle a un ciudadano común? Evidentemente estamos en peligro ante este tipo de agentes.

publicidad

Hoy que se cumple otro aniversario más de los Acuerdos de Paz, que dieron vida a la concepción idealista de una policía respetuosa de los derechos humanos, protectora de la sociedad y ajena a la represión política de antaño, resolver este caso debe ser un profundo desafío para todas las jefaturas de la Policía Nacional Civil. Este caso no puede quedar en la impunidad, no solo por el bien de toda la sociedad, sino porque la corporación debe guardarse respeto a si misma.

Pero el papel de toda la corporación policial está en entredicho si no se resuelve este caso. La sociedad entera debe estar vigilante y contar cada día que pasa hasta que sepamos qué pasó con la agente Ayala y con el victimario que también vestía uniforme.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.