Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Una política pública en acción

Ruth López / Máster en Derecho Societario y en Derecho Electoral

viernes 22, junio 2018 - 12:00 am

Si adoptamos por concepto de política pública el conjunto de “decisiones adoptadas formalmente en el marco de las instituciones públicas –lo cual les confiere la capacidad de obligar–, pero que han sido precedidas de un proceso de elaboración en el cual han participado una pluralidad de actores públicos y privados” (Vallés, 2016), coincidiremos en que la ampliación de cobertura de la seguridad social contributiva en El Salvador es una política pública en pleno desarrollo.

La formulación de esta política pública es producto de un compromiso asumido en el programa de gobierno de 2014 y que posteriormente tuvo su desarrollo en el Plan Quinquenal de Desarrollo publicado en enero de 2015, aun cuando la administración del ISSS había iniciado análisis internos desde julio de 2014 con los estudios para el incremento del techo de cotización, aprobado un año después e implementado a partir de enero de 2016. Sin este primer paso de ejecución, no habrían podido generarse las condiciones necesarias para la incorporación de nuevos sectores en el régimen de la seguridad social.

Las reformas y nuevos regímenes especiales de la seguridad social que está ejecutando el ISSS son parte de la implementación de esta política que permite asegurar a una mayor cantidad de población el acceso a servicios de salud más especializados y prestaciones económicas asociadas a las contingencias de la vida.

publicidad

Al proceso anterior se suma la fase de evaluación para las previsiones financieras –establecida legalmente en el artículo 35 de la Ley del Seguro Social–, mediante la realización periódica de un estudio actuarial, que en 2016 fue elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y que contó con un proceso de divulgación general con los sectores directamente involucrados: trabajadores, empleadores y gobierno.

El principio orientador de esta acción general fue abrir la seguridad social contributiva que permanecía estática frente al sector formal de la economía; no obstante que se incrementaba la demanda de cobertura proveniente de diversos sectores económicos tanto formales como informales: trabajadores de profesiones liberales, transportistas individuales, pescadores, micro comerciantes, prestadores de servicios, salvadoreños residentes en el exterior, entre otros. Además, la ampliación no solo cubre a más posibles cotizantes sino a más beneficiarios de prestaciones económicas al modificar incluso los rangos de edad para los hijos y padres de los sobrevivientes de trabajadores fallecidos.


Como parte de la ejecución de la política, el ISSS programó el desarrollo de infraestructura y el recurso humano con que cuenta, a fin de enfrentar el incremento de población atendida y el tipo de servicios requeridos. Desde julio de 2014 hasta la fecha, se han invertido más de $47 millones en nuevo equipo médico diseminado fundamentalmente en los centros de atención de segundo y tercer nivel del país. Además, se han destinado $12 millones para la contratación de nuevo personal de distintas especialidades para la asistencia directa a los pacientes, no solo para reforzar los servicios que ya se brindan, sino también para dar asistencia en nuevas áreas. Un ejemplo de ello es la transformación de la atención pediátrica, que antes abarcaba únicamente la atención a los infantes sanos y que hoy también incluye la hospitalización de emergencias infantiles.

Al igual que cualquier otra política pública, la política de ampliación de cobertura de la seguridad social debe significar un esfuerzo sostenido en el tiempo. Ello no solo conlleva una adecuada formulación que recoja las demandas e intereses de los principales actores involucrados a fin de dar solución al problema colectivo de la exclusión a la seguridad social. También debe permitir una eficiente implementación ordenada de cada una de las acciones previstas para la obtención de los resultados deseados y finalmente la posibilidad de evaluarlos para reformular la política en cuestión, con el propósito de mejorarla o desarrollarla aún más.

Precisamente, la continuidad y sostenibilidad de la ampliación de cobertura de la seguridad social es el reto que asumió esta Administración, enfrentando no pocas resistencias, inclusive internas. Sin embargo, el desafío está planteado y las futuras administraciones deberán asumirlo de manera responsable a fin de garantizar cada vez de una mejor manera y a más población este derecho humano fundamental.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.