Cerrar [X]

Conectados

Veneno para ratas, la viagra de la Edad Media…

Redacción DEM

sábado 21, octubre 2017 - 7:27 am

¿Sabía usted que la estricnina, un poderoso veneno contra ratas se creía que era un fuerte vigorizante sexual similar a la Viagra de estos días? ¿Sabía usted que durante una plaga de 1665 en Londres, a los escolares se les dijo que fumaran cigarrillos, que en ese momento se pensaba que eran desinfectantes? ¿Y sabía usted que los romanos se tomaban la sangre de los gladiadores muertos porque creían que era una cura para la epilepsia?

Así eran los médicos ancestrales y sus curas que hoy nos parecen absurdas, oscuras y hasta peligrosas para la salud. La recolección histórica está contemplada en el libro Charlatanería: Una breve historia de las peores formas de curar todo, escrito por la doctora Lydia Kang y el periodista Nate Pedersen.

El libro relata la historia viva, a veces increíble, de fallas y malas prácticas médicas que van desde lo meramente raro a lo absolutamente peligroso, cita docenas de “tratamientos” extravagantes y mórbidamente risibles -concebidos por médicos y científicos, espiritistas y vendedores de aceite de serpiente. Con ilustraciones, fotografías y anuncios antiguos, el libro combina a la perfección el humor macabro con la ciencia y la narración de cuentos para revelar un lado importante e inquietante del campo de la medicina en constante evolución.

publicidad

El libro se puede comprar en amazon.com, ya sea en su versión electrónica ($9.99) o en su versión impresa a $15.60.

He aquí algunas de las historias contadas por el libro:


Los médicos medievales presionaban un cachorro, un gatito, un conejo o un cordero sacrificados sobre un tumor porque pensaban que el cáncer era como un “lobo voraz” que preferiría “alimentarse del animal sacrificado en lugar del paciente humano”.

Durante un brote de plaga de 1665 en Londres, a los escolares se les dijo que fumaran cigarrillos, que en ese momento se pensaba que eran desinfectantes. Por supuesto, hoy sabemos que el tabaco produce cáncer y desde 1964, después de un informe general del cirujano de los Estados Unidos, se etiquetaría los cigarrillos como mortales e instaría a las personas a dejar de fumar.

¿Qué decir del canibalismo como creencia de curas médicas y vigor? Los antiguos romanos clamaban por la fuerza y ​​la vitalidad de la sangre de gladiadores, pero también se pensaba que era una cura para la epilepsia. Esa lógica aparentemente se mantuvo durante siglos, basada en la observación de 1668 del inglés Edward Browne de que las personas asistían a ejecuciones para recolectar la sangre de las víctimas.

A comienzos de la década de 1600, la cura sugerida por un médico alemán para una serie de condiciones incluía descuartizar los cadáveres de las pelirrojas de 24 años, cortar sus cuerpos y machacarlos en vino, mirra y aloe, antes de secarse.

Ahora sabemos que la sangre puede transmitir enfermedades, los riesgos de beberla son obvios, pero el uso de las partes del cuerpo de otras personas para la medicina sería legitimado mediante el desarrollo de la donación y el trasplante de órganos a mediados del siglo XX.

El libro relata también el momento de la historia en que los médicos le recetaron morfina para bebés que lloraban mucho o cuando el oro licuado se promocionaba como inmortalidad en un vaso. Y cuando la estricnina, sí, esa estricnina, la utilizada en el veneno para ratas, se administró como Viagra.

A pesar de que la estricnina se usó como veneno para animales desde tiempos medievales en Europa, no fue sino hasta 1811 que se consideró para fines médicos. El médico francés Pierre Fouquier sostuvo que la estricnina era un poderoso estimulante para pacientes paralíticos y la describió como una fuente de energía para ellos.

Al aplicarlo a 16 pacientes paralíticos en el Hospital de la Charité en París, los pacientes empezaron a tener convulsiones que Fouquier creía eran “shocks” que estimulaban el sistema nervioso y eventualmente volverían a los paralíticos a la normalidad. Por supuesto, el experimento fue un fracaso total.

Pero lo increíble es que se desarrollaron rumores que la estricnina era un potenciador sexual, proveniente de India y el sudeste asiático en la era victoriana.

Los doctores Trousseau y Pidioux registraron el caso de un hombre de 25 años que bajo la influencia de la estricnina recuperó el vigor perdido y lo perdió cuando dejó de tomarla.

Aún en 1966, la empresa All Products Unlimited recuperó esa fama de la era Victoriana y pusieron a la venta un supuesto afrodisíaco llamado Jems, anunciado como “Tabletas energizantes naturales para hombres y mujeres casados”, que incluía una dosis de estricnina. La compañía, basada en Miami, pronto fue demandada y el negocio terminó.

A principios de la década de 1900, cuando las personas entraron al spa en Joachimsthal, República Checa, inmediatamente respiraron el aire irradiado que circulaba en el vestíbulo. La fuente de la radiación era un manantial que emanaba radón. Los pacientes estaban empapados en agua irradiada y el radón era inhalado directamente a través de tubos. Algunos estudios iniciales habían afirmado que el radio colocado cerca de los tumores podría reducir los tumores, por lo que los médicos en ese momento pensaron que era mejor.

“Es como la diferencia entre tratar algo con una bomba y tratar algo con un bisturí”, dice Kang. Ahora se sabe que la exposición al radón es una de las principales causas de cáncer de pulmón. La invención del contador Geiger en 1928 ayudaría a los médicos a medir mejor las dosis del producto químico, allanando el camino para avances médicos que permitirían que la radiación se use para los tratamientos contra el cáncer en la actualidad.

Aquí puede ver una entrevista con la Dra. Kang (en inglés):

 

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Brasil | Justicia permite a una familia el cultivo de marihuana medicinal

La justicia brasileña autorizó a una familia de Río de Janeiro a cultivar en su domicilio …

MÁS INFORMACIÓN
Harrison Ford revela que su hija padece epilepsia

El actor Harrison Ford reveló en Nueva York que su hija, Georgia Ford, de 26 años, …

MÁS INFORMACIÓN
EEUU aprueba píldora creada con una impresora 3D para tratar la epilepsia

Hasta la fecha, la FDA había aprobado la comercialización de aparatos médicos y prótesis creados...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.